KTM, Honda, Yamaha y Grupo Piaggio, unidos por la movilidad eléctrica

KTM, Honda, Yamaha y Grupo Piaggio firmarán un acuerdo que servirá como base para el desarrollo de un sistema de baterías compartido entre marcas para intercambiarlas entre sus motos eléctricas.

Con esta medida compartida promoverán el uso de vehículos libres de emisiones bajo las condiciones del Acuerdo Climático de París.

La estrategia consiste en la creación de un sistema de baterías intercambiables entre las motos de todas las marcas, lo que significa que compartirán la inversión. Para los usuarios significará mayor practicidad y precios más bajos.

  • Vespa Electtrica.

Las marcas trabajarán unidas en busca de mayor autonomía por carga, reducción del tiempo de recarga y la posibilidad de fabricar vehículos no contaminantes más baratos.

“Confío en que, gracias al trabajo del consorcio, se unificarán las especificaciones técnicas y los estándares, que actualmente difieren por las características regionales o el estado de la industria en los diferentes mercados y, en el futuro, llevaran a maximizar los beneficios para los clientes de propulsión eléctrica a nivel mundial”, comentó Takuya Kinoshita, director general de operaciones comerciales de Yamaha.

Estos cuatro fabricantes invitan a otros a que se unan al proyecto, que dará sus primeros pasos en mayo de este año. Es probable que pronto se sumen Kawasaki y Suzuki.

“El proyecto busca responder a las principales preocupaciones de los clientes y contribuir a la consecución de las prioridades políticas relacionadas con la transición a la movilidad eléctrica”, dijo Michele Colaninno, jefe de estrategia y producto del Grupo Piaggio.

  • KTM Freeride E-XC.

Hasta ahora, el grupo italiano tiene en el mercado a la Vespa Electtrica, una versión cero emisiones de su famosa motoneta, y el austriaco acaba de lanzar la KTM Freeride E-XC, también eléctrica y hecha para motocross. Honda y Yamaha aún no tienen productos de ese tipo en sus catálogos a nivel mundial, pero sí patentes, prototipos y la intención de fabricarlos.

“Para los vehículos motorizados de dos ruedas, las limitaciones de los trenes de transmisión eléctricos con respecto a la autonomía, el tiempo de carga y el costo inicial siguen siendo evidentes. Para superar estos desafíos y brindar una mejor experiencia al cliente, un sistema de batería intercambiable basado en estándares técnicos internacionales se convertirá en una solución viable”, manifestó Stefan Pierer, CEO de KTM AG.