Realiza una búsqueda en las noticias:

Tras una década de existencia, BMW Motorrad renueva su Superbike S1000RR

Tal parece que para no quedarse atrás de la competencia, BMW Motorrad decidió presentar un cambio notorio en la Superbike S1000RR, tras ya 10 años de existencia en el mercado e innumerables victorias en competencias nacionales e internacionales.

Lo que es un hecho, es que no se deben de esperar un nuevo modelo al 100 por ciento, pues la BMW S1000RR no da un salto total a la innovación, sino que va colocando nuevas tecnologías, sin perder la similitud de la motocicleta que presentó hace una década. Y es que una motocicleta con sus características e historial seria complicado someterla una restructuración total.

Según información de la marca, la transición al 2018 presentará un renovado motor sin perder su personalidad de los cuatro cilindros. Además de agregar ventajas electrónicas como el quickshifter -ascendente y descendente, modos de ABS, control de tracción y control de wheelie, entre otros cambios.

Dentro de las mejoras se dice que, presentará también un chasis de aluminio y sub-bastidor nuevos, con un diseño de enrejado tubular, brazo oscilante, con refuerzo bajo el brazo principal en lugar de por encima de él. Eso refleja las últimas tendencias en las carreras de MotoGP, pero es una solución del que las motos de carretera suelen alejarse, ya que hace más difícil empaquetar el escape, por lo que BMW ha tenido que dar forma a la caja del colector debajo del área del pivote de oscilación.

La suspensión del prototipo comparte componentes con la moto actual, mientras que los frenos delanteros arecen de los sensores ABS de un modelo de producción.

En términos de estilo, la gran noticia es que BMW ha cambiado de apariencia asimétrica a la S1000RR, y eso se nota en ambos lados de la moto, donde se pueden ver los faros simétricos. Aunque por el momento se desconoce que las luces sean las finales o se puedan hacer mayores cambios en lo que sale el prototipo final.

La parte trasera es más parecida a la del S1000RR existente, con una luz trasera de forma similar y se han añadido tomas a los lados del colín, lo que sugiere que podría tener un sistema electrónico bajo el asiento para hacer algún tipo de enfriamiento.

El lanzamiento de esta nueva promesa aún se desconoce, sin embargo se especula que será a finales de este año en curso en el EICMA, en Milán, Italia, o en su caso se podría retrasar su salida hasta principios del 2018.