La familia Italika Vort-X tiene nuevas integrantes de 300 cc

En una prueba relámpago en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México, Italika nos presentó la renovación de su línea Vort-X, caracterizadas por ofrecer un plus en diseño, componentes e, incluso motorizaciones que van de los 250 a los 650 cc, y recientemente la nueva integrante de 300 cc.

En la presentación, celebrada ayer, tuvimos la oportunidad de manejar tres versiones: la Vort-X 200, la Vort-X 300 y Vort-X 300R, siendo las dos primeras de corte naked y la tercera llegó con la novedad de un carenado con toque deportivo.

Además, en el caso de la 300R y 200 lucen el nuevo esquema de color rojo con negro, mientras que la 300 lo hace en la combinación blanco con rojo y detalles negro, lo que les da una imagen atractiva a la vista. En el mismo rubro de su diseño, los detalles actualizados se ubican en las partes del carenado bajo, el acomodo de las luces laterales, el faro y el tablero digital.

Tras admirarlas pasamos a la zona del circuito para ponernos a sus mandos y, aunque la prueba de manejo fue algo corta de tiempo, nos permitió sentir algo del desempeño de cada uno de estos modelos.

La Italika Vort-X 200 fue la primera que probamos. Esta moto, desde el primer momento, te dice ‘estoy hecha para la ciudad’, puesto que su estructura nos dio la sensación de ser pequeña, lo que nos generó confianza para manejarla con facilidad total, además tiene un muy bajo peso (148 kg), mientras que la respuesta de su motor monocilíndrico de 199 cc es muy gradual, y no se requiere mucho más de eso para moverte libremente por el tránsito diario.

La versión naked de 300 cuenta con mejor entrega de potencia, y si bien se nota un poco más pesada sigue siendo cómoda para la ciudad al igual que la 200.

Para cerrar con broche de oro la jornada de pruebas, manejamos la versión R de la Vort-X 300. Moto caracterizada por su diseño deportivo debido a su semicarenado con excelente terminación. También de su diseño destacan las luces LED de sus faros frontales, su escape bajo, su cúpula y su asiento un tanto bajo pero cómodo. En esta moto disfrutamos mejor los ejercicios de eslalon que hicimos en el circuito capitalino, su buena respuesta de frenada y recorrido libre.

Señalar que, en los tres casos, la suspensión tiene un tacto suave, por lo que las maniobras de curveo y frenada se sienten movimientos inerciales, aunque por otra parte esa suspensión te permite absorber los baches de los malos caminos.

Respecto a sus precios, la Vort-X 200 se comercializa en los $48,999 pesos, la Vort-X 300 en $61,999.00 pesos y la 300R en $64,299 pesos. Cifras muy competitivas, para unas motos que son excelente opción para ser tu primera compañera de viaje.

VORT-X 200
Motor: Monocilindro cuatro tiempo
Cilindrada: 292 cc
Potencia: 20 hp
Par motor: 12.5 lb-pie
Rendimiento de combustible: (según marca) 30 km/l
Capacidad de combustible: 12.5 l
Altura del asiento: 830 mm
Precio: $48,999.00 pesos

VORT-X 300
Motor: Monocilindro cuatro tiempos
Cilindrada: 292 cc
Potencia: 26.8 hp
Par motor: 18 lb-pie
Rendimiento de combustible: (según marca) 24 km/l
Capacidad de combustible: 15 l
Altura del asiento: 780 mm
Precio: $61,999.00 pesos

VORT-X 300R
Motor: Monocilindro cuatro tiempos
Cilindrada: 292 cc
Potencia: 26.9 hp
Par motor: 18 lb-pie
Rendimiento de combustible: (según marca) 24 km/l
Capacidad de combustible: 15 l
Altura del asiento: 780 mm
Precio: $64,299.00 pesos