Llantas tubeless o con cámara, ¿Cuáles te convienen más?

Muchos propietarios de motos se preguntan cuál es la diferencia entre llevar neumáticos con cámara o tubeless en las ruedas.

Si la máquina en cuestión tiene llantas con cámara o tubo, hay quienes optan por acudir a un taller para cambiarlas, ya que la idea generalizada es que las tubeless son mejores.

Pero ni una ni otra resulta la mejor opción sólo porque sí. Hay que saber que ambas tienen ventajas y desventajas, las cuales te explicamos en esta entrada para que tomas una decisión informada antes de gastar en uno u otro tipo sólo porque te contaron.

Con cámara de aire

Este sistema de neumáticos es el clásico y más extendido porque resulta más barato. Consta de una cámara que se infla con aire y va colocada en el interior de la llanta, y es independiente de la cubierta.

La ventaja de las cámaras es que los pinchazos se arreglan con mayor facilidad, ya que sus parches son más sencillos y uniformes.

Además, cada vez son más las cámaras de aire que vienen con líquido sellador y mayor resistencia, lo que las hace menos propensas a ponchaduras.

Este sistema resulta ideal para ruedas de rayos y está incluido en muchas motos off-road, ya que es más resistente al castigo de los terrenos escabrosos. Otra razón para su uso es que las motos clásicas vienen con llantas de cámara de origen y pocos se atreverán a quitarles ese toque.

El principal inconveniente es que la tracción que ofrecen es inferior a la de las tubeless, que en ese sentido son mucho más confiables.

Si la cámara no cuenta con sellador, lo más probable es que un pinchazo termine por desinflar la llanta de inmediato y no permita llegar al taller a los mandos de la moto.

Sin cámara de aire

Las llantas tubeless son, en pocas palabras, aquellas que no tienen cámara o tubo de aire.

Estos neumáticos son forzados por la presión del aire interno, el cual queda sellado por medio de las bridas o bordes metálicos de la rueda.

La mayoría de estas gomas cuenta en su interior con líquido sellador que tapa de inmediato los orificios ocasionados por pinchazos, lo que las hace fáciles de reparar en el camino y evita la pérdida inmediata de la presión del aire.

Como dijimos antes, la tracción de las tubeless es superior, por lo que las motos premium siempre vienen con ese tipo, ya que las cubiertas de las ruedas son más robustas en los laterales.

Además, al ser de una sola pieza, se enfrían más rápidamente que las de dos piezas y son más ligeras.

Un neumático de éstos permite llevar presiones más bajas en las ruedas sin riesgo de pellizco, lo que incluso genera mayor tracción.

Dentro de sus desventajas está la necesidad de cambiar el líquido sellador continuamente, por lo menos cada dos o tres meses, lo cual no es barato, aunque reduce significativamente las probabilidades de perder todo el aire inmediatamente en caso de un pinchazo.

¿Cuál elegir?

No hay una respuesta definitiva en cuanto a cuál es mejor, ya que debes tomar en cuenta tus necesidades y características de tu moto.

Las llantas tubeless requieren de ruedas especiales, las cuales son más caras y por eso vienen de fábrica en motos de precio más alto. Si quieres neumáticos sin cámara, tendrás que tener una moto preparada para ello o de plano cambiar las ruedas.

En teoría, puedes hacer el cambio sólo de las gomas, pero no existe garantía de que vayan a quedar bien.

Si manejas en ciudad es probable que te baste con llantas de cámara: son fáciles y rápidas de reparar en cualquier llantera, más baratas y su uso está más extendido.

Es importante leer el manual de tu moto antes de hacer una inversión en llantas que probablemente no funcione como esperas.

Comments are closed.