Realiza una búsqueda en las noticias:

Lodo, diversión y nuevos caminos en el Reto GDL-Manzanillo 2018

Fue del 4 al 8 de julio cuando 250 pilotos vivieron la experiencia de ser parte de la cuarta edición de la ruta Reto GDL-Manzanillo 2018 del Motoclub Buitres Xtreme Racing by Polaris Center y Polaris México.

Ruta Off Road 100% familiar en la que participaron motoristas desde los cuatro años de edad, procedentes de entidades como Michoacán, León, Toluca, Ciudad de México, Monterrey, Jalisco e, incluso Texas, los cuales disfrutaron de recorrer una ruta que comprendió de alrededor de 550 kilómetros, entre la ciudad de Guadalajara, Jalisco y el puerto de Manzanillo, Colima.

La actividades del Reto GDL-Manzanillo comenzaron la tarde del 4 de julio con la recepción y registro de todos y cada uno de los participantes, en el rancho Dobriemiro.

Ahí los pilotos tuvieron una pequeña fiesta de bienvenida, además de que terminaron de poner todo a punto en sus vehículos todoterreno, previo a enfrentarse a dos días de ruta.

Así, la mañana del 5 de julio, se dio el banderazo de salida de la primera etapa de la cuarta edición del Reto GDL-Manzanillo, jornada que comprendió de un recorrido de aproximadamente 350 kilómetros, entre Guadalajara a Colima, pasando en el inter por localides como Villa Corona, Zacoalco de Torres, Tapalpa, Apango, Ciudad Guzmán, El Fresnito, Atenquique, Tonila, Quesería y Colima. Día en el que, además de que los pilotos estuvieran acompañados por la naturaleza, el lodo y la lluvia también fueron sus fieles compañeros de viaje, particularmente mientras ascendían hacia el Volcán de Fuego.

Para el segundo día, la ruta fue más corta, 130 kilómetros, los cuales fueron recorridos en aproximadamente seis horas y comprendió de Colima a Manzanillo, pasando por Río Picacho, Mixcuate, Minatitlán, Camotlán de Miraflores, Huixcolote y Punta de Agua.

En esta ocasión el clima fue más benévolo con los participantes a tal punto de ofrecer durante casi todo el trayecto un intenso sol que, posteriormente generó algo de polvo. Sin embargo, a partir de Camotlán la lluvia una vez más se hizo presente hasta arribar a la ciudad manzanillense.

Así, con el agotamiento físico y hasta mental de dos días de intensa jornada, los pilotos arribaron a las instalaciones del Hotel Tesoro donde por fin pudieron descansar y tomar fuerzas para, posteriormente, celebrar que habían superado el reto interpuesto por los Buitres Xtreme Racing.

Y que mejor que celebrarlo con una pool party en la que Polaris, patrocinador principal de esta ruta, aprovechó para realizar algunos concursos que iban desde competencias de nado, lagartijas y hasta de baile, premiando a los más hábiles con unas playeras de la marca.

El Reto GDL-Manzanillo cerró con broche de oro este año con el show de un comediante y con la promesa de tener mayores sorpresas para el quinto aniversario en el 2019, entre ellas más de 50 kilómetros de playa.

GALERÍA FOTOGRÁFICA COMPLETA AQUÍ

Reto GDL-Manzanillo 2018