Londres apuesta por BMW para perseguir motoladrones

La Policía Metropolitana de Londres apostó por motos BMW para aumentar su capacidad de persecución de motoladrones.

Las nuevas motos, presentadas la semana pasada, son las nuevas F750GS-Ps, hechas a la medida de los oficiales de Policía que las conducirán, entrenados para luchar contra los crímenes relacionados con motocicletas.

Las nuevas BMW policiales presentan la ventaja de que son más pequeñas que los autos y las anteriores motos R1250RT, lo que les permitirá navegar mejor en las calles angostas de la capital inglesa.

Las siete unidades fueron rediseñadas en la fábrica para incorporar equipo policial como sirenas y radios, sin añadir peso extra.

Impulsadas por motores de 850cc de cilindros en paralelo, vienen equipadas con frenos ABS, control de tracción y suspensión electrónica.

“Los criminales todavía creen que pueden evadir la captura cuando van en moto. Estos nuevos vehículos les permitirán a nuestros conductores especializados perseguirlos. Su diseño y bajo peso están hechos para ayudarnos a reducir esos crímenes aún más”, explicó el Inspector en Jefe Jim Corbett, para Motorcycle News.

El nombre de la iniciativa, que inició en 2017, es Operación Venecia. Entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018, en Londres se usaron 15 mil 168 motos o scooters para cometer crímenes.

En el mismo periodo de 2019 esa cifra disminuyó en 42.5 por ciento y los robos de motos, en 12.5 por ciento.