“Mi objetivo es reconstruir el equipo Suzuki y llevarlo a lo más alto”: Stefan Everts

Con 10 títulos mundiales en su historia deportiva y 101 victorias en el MXGP en diferentes categorías, el expiloto belga, Stefan Everts, es el director deportivo del ‘team’ Suzuki en el Campeonato Mundial de Motocross 2017 que, en su gira por Latinoamérica, aterrizaron en León, Guanajuato, donde concedió una entrevista a Revista Moto, gracias a la invitación de Suzuki Motor de México, en la que repasó su trayectoria y las expectativas del equipo Suzuki MXGP esta temporada.

PREGUNTA .- ¿Cuándo se inició en el motociclismo?

RESPUESTA .- Tendría casi cuatro años de edad. Lo hice cuando era muy niño. Mi padre era corredor y yo prácticamente crecí en un ambiente de carreras, lo que me hizo pedirle a mi padre una moto.

P.- ¿Cuál fue esa primera moto?

R.- Una Italjet.

P.- ¿Con esa moto supo que el motociclismo era su pasión?

R.- Realmente no. Mis primeras experiencias con una moto no fueron las mejores porque la primera vez que me subí a una sufrí un golpe tan fuerte que rompí la horquilla delantera. Después de varios meses lo intenté de nuevo y ahí empecé este camino. Si tuviera que decir cuándo sentí la pasión verdadera del motociclismo fijaría ese momento un poco después, cuando tenía 6 o 7 años. Entonces supe que esto es lo que quería hacer.

P.- ¿Cuándo decidió que quería ser piloto profesional?

R.- Cuando tenía unos 15 años. Actualmente los chicos cada vez se inician antes en el motociclismo: con nueve o diez años. Tienen mejores motocicletas, corren en mejores pistas, mejores campeonatos, pero antes no había carreras para niños tan pequeños. Por eso yo me inicié algo más tarde.

P.- ¿Cuáles son los títulos más importantes en su carrera?

R.- El primero en el mundial de motocross es siempre muy especial. Pero también lo fue el segundo porque de alguna manera me separé de mi padre y decidí emprender mi carrera por mi cuenta y ese fue un momento complicado. El quinto título también lo recuerdo con cariño porque pasé casi dos años lesionado y volví para ganar. Y por supuesto el último, el décimo campeonato porque, además, lo gané en mi país con el apoyo de la afición. Eso fue algo muy grande.

P.- ¿Nunca se rinde?

R.- Nunca.

P.- ¿Tiene un ídolo en el motociclismo?

R.- Mi mayor influencia fue mi padre. Y tengo varios también en Europa, donde hay muchos campeones en Europa con los que he crecido y otros en Bélgica.

P.- ¿Le apoyó su familia para convertirse en piloto profesional?

R.- Sin duda. El apoyo de la familia es algo fundamental sin el que no puedes llegar a ser profesional. Para empezar, ellos se convirtieron en mi mayor patrocinador. Sencillamente, no habría podido llegar donde estoy sin su apoyo, especialmente el de mi padre, que ha sido una influencia muy grande en mi carrera. Llegó un momento en el que crecí y emprendí mi propio camino, pero con la influencia de mi padre hasta en la última carrera.

P.- ¿Cuál fue la situación más difícil a la que se ha enfrentado como piloto?

R.- Crear confianza después de las lesiones cuando quieres volver a la pista. También aprender a controlar las carreras y entrar en esa dinámica ganadora que te permite salir a ganar cada fin de semana. Ese ha sido un proceso largo que me ha llevado mucho entrenamiento mental y físico. Pensar antes de cada carrera si esta va a ser más dura o más fácil. Sin duda el control de cada cosa es más complicado y un proceso largo.

P.- ¿Cuál ha sido su carrera más especial?

R.- En 2003 en Francia, cuando corrí en tres categorías diferentes y gané las tres. Ese fue el día más mágico de toda mi carrera.

P.- ¿Cuál es su objetico prioritario en el equipo Suzuki?

R.- Mi principal objetivo es reconstruir el equipo, desde los mecánicos hasta los pilotos. Hemos apostado por competidores jóvenes para hacerlos crecer y eso lleva su tiempo. Ahora estoy tratando de mejorar el contacto y la comunicación con Suzuki para hacer motos aún mejores. Hay muchas cosas que estoy intentando mejorar para subir de nivel. Es un trabajo duro que tomará algo de tiempo hasta que las cosas estén como realmente quiero pero soy una persona a la que le gusta controlar muchas cosas. Quiero títulos pero también detalles. Soy una persona muy exigente y quiero trasladar eso a mi equipo, pero no será sencillo.

P.- ¿Qué está trabajando en particular con sus pilotos?

R.- Cada uno es diferente. Cada uno tiene su personalidad, puntos fuertes y flacos. Con cada uno hay que hacer cosas diferentes.

P.- ¿Qué espera de esta temporada?

R.- En MXGP hay muchos buenos pilotos y buenos equipos y ha subido el nivel. Esto es bueno para el deporte. Espero muy buenas carreras. Como equipo tendremos que trabajar duro para subir al podio. El año pasado tuvimos un ganador en Kevin Strijbos y creo que este año no será nada fácil volver a ganar. El otro piloto es Arminas Jasikonis, es muy joven y con sus 19 años aún no tiene mucha experiencia y lo estamos tratando de formar de cara al futuro en un ejemplo de lo que comenté de la política de invertir en jóvenes pilotos. Pero creo que será un gran campeonato. Intentaremos ganar en MX2 con Jeremy Seewer, ahí tenemos una muy buena oportunidad.

P.- ¿Qué le parece que el MXGP amplié fronteras en América?

R.- Es importante para el Motocross. Para nosotros, más allá de los costos que suponen los desplazamientos, no tenemos problema y nos encanta competir en América.

P.- ¿Qué le parece México?

R.- Ya he estado aquí cinco o seis veces. De vacaciones y en competencias. Pero nunca tanto tiempo, sólo los fines de semana en la competencia. Me emociona ver que la gente me reconoce y, sobre todo, es bonito ver cómo los aficionados disfrutan del campeonato que es reflejo de nuestro trabajo y lo bien que lo estamos haciendo.