Realiza una búsqueda en las noticias:

Motocicletas, historia y rock en las Jornadas Villistas 2016

Click para ver imagen completa

Hay jueves diferentes, y el pasado fue uno de ellos, viajamos hasta Hidalgo del Parral, Chihuahua, para cubrir una vez más las Jornadas Villistas, organizadas por el Motoclub Pancho Villa que, en esta, su edición número 16 pintaba – y lo fue – para ser una experiencia inolvidable.

Villa Portada

Desde nuestra llegada se veía el ambiente de emoción en la ciudad, poco a poco, durante la semana, las motociclistas empezaron a llegar, buscando entre las caras conocidas y poco conocidas a las más familiares para fundirse en un abrazo y decirse, sin decirlo, aquí vamos de nuevo.

Villa 10

Las rodadas iniciaban muy temprano y aunque no eran las grandes distancias, sí fueron un buen pretexto para sacar la velocidad de las motos, sentir el aire en las ropas y convivir aún más con los amigos.

Durante el primer recorrido, el cual terminó con la bendición de cascos y comida en San Francisco del Oro, se pudo circular tranquilo, ya que el buen trabajo de la policía evitó andar esquivando carros, destacando el paisaje desértico lleno de motos hasta donde alcanzaba la vista, ya que entre 150 y 200 motoristas acudieron a este recorrido por los alrededores de Parral.

Villa 1

Una buena rodada llena de Harley’s, Honda’s, Suzuki’s e Indian’s, en donde también, antes de iniciar se pudo recordar a los hermanos caídos, quienes posteriormente tuvieron a bien ser homenajeados.

Villa 7

Durante la jornada biker, el rock, los concursos de lucha y las exhibiciones no pudieron faltar, esto junto con la comida típica mexicana, tacos, flautas y pozole, que en un evento de este tipo comer otra cosa sería un pecado.

1

2

Villa 5

Villa 6

lucha

En cuanto a música, habrá que destacar la actuación y respeto a su público que la agrupación Rostros Ocultos tuvieron, pues a pesar de los problemas técnicos, ahora sí que como muchos dicen, el amor al rock fue mayor y nunca dejaron de tocar.

Rostros Ocultos 2

Para el sábado, el pasado inundó la explanada del Museo Francisco Villa, “Hoy matan a Pancho Villa” se podía escuchar a lo lejos como alguien que cuenta el futuro, fue una representación como siempre excepcional, con los trajes típicos y los sonidos que, aunque fabricados, por un momento, podíamos sentirnos en plena Revolución Mexicana.

Villa 4

Villa 2

Villa 3

A pesar de los saboteadores, el presidente del Motoclub Pancho Villa, enfundado tal vez en la mística del General Villa y los integrantes del Motoclub, sus villistas, pusieron orden y lograron un evento redondo, en donde siempre había algo que hacer, algo que mirar, algo que comer y que como cada año, va superándose a sí mismo.

Sí hubo caras tristes a la hora de partir, pero con la llegada de la tradicional Gran Cabalgata Villista, la estafeta quedó colocada para emprender el regreso, siempre con la idea de regresar el próximo año a disfrutar, una vez más, de estas increíbles Jornadas Villistas de Parral, Chihuahua.

Cabalgata