Realiza una búsqueda en las noticias:

Italika Voltium: Movilidad Contemporánea

Italika mueve el mercado con un producto fresco, nuevo y ecológico pensado para una nueva generación de motociclistas que, además de querer ahorrar costos en sus desplazamientos, tienen conciencia ambiental.

La era de las motos eléctricas avanza y si bien en México aún no alcanzan la popularidad que tienen en Europa o en Estado Unidos, las marcas han incursionado en este sector con cierta cautela hasta que Italika ha movido las aguas con su nueva Voltium. Una moto de gama alta con componentes de primer nivel y aspecto decididamente radical con el que la marca mexicana pretende poner en el mercado un producto diferente que, además, está ensamblado en nuestro país.

2

Italika está cambiando su filosofía (que ya no se caracteriza estrictamente por vender motos económicas) apostando por modelos más complejos y con mucha más producción para satisfacer a un nuevo tipo de motociclista urbano, ahorrador y más comprometido con las causas ambientales.

Por eso la Voltium es una motocicleta orientada a un público joven, y su diseño no pasa desapercibido al ser muy colorido y deportivo sobre una base en tono blanco con muchos detalles en negro e incrustaciones en amarillo y verde fluorescente.

1

Este modelo, recién llegado a México, recuerda a una Supermoto de aspecto medio con sus llantas de 12 pulgadas. Y aunque el costo inicialmente podría parecer algo más elevado de lo que podríamos pensar en pagar por adquirir un vehículo de estas características, hay que valorar el ahorro de combustible que supone desplazarse con una moto eléctrica.

100% ELÉCTRICA

El motor de la Voltium es completamente eléctrico y, aunque esto no es una novedad significativa, sí lo es el hecho de que incorpore una batería de litio, componente que la hace más duradera, más ligera y permite que las cargas se hagan en cualquier momento sin que eso afecte su vida útil, a diferencia de las baterías convencionales donde se recomienda encarecidamente que se enchufe a la red eléctrica cuando se encuentra completamente descargada. El tiempo de carga es de sólo seis horas y con la batería completa la moto ofrece una autonomía de 69 kilómetros en ciudad. El motor es capaz de dar una potencia máxima de 3 KW/4HP, un torque máximo de 160 Nm y una velocidad punta de 65 kilómetros por hora, una cifra interesante y acorde con los límites permitidos en el tipo de vías en las que se desenvolverá la última creación de Italika.

7

En nuestra Prueba Activa buscamos una ruta citadina, con subidas y bajadas que nos dejaron en claro que su desempeño es mejor de lo esperado; como es normal, en las subidas requiere más consumo de batería, pero también es cierto que ésta se recarga usando los mecanismos regenerativos de energía durante las bajadas. En cuatro horas de carga la batería llega al 80 por ciento y se puede enchufar a cualquier toma doméstica convencional, algo fundamental para valorar costos.

El motor se comporta de un modo muy silencioso, tanto que conviene acostumbrarse y tener en cuenta que no todos los vehículos repararán en nuestra presencia, con una aceleración suave y progresiva, sin estridencias; con un buen torque medio que crece conforme aceleras. Para un uso en ciudad nos sorprendió lo bien que arranca desde cero; en semáforos es fácil tomar ventaja sobre otros vehículos. Su transmisión es automática (cadena montada sobre hules) y la tracción en la rueda trasera se produce sin estridencias ni ruidos molestos.

Cuando la batería está llegando a su fin se activa un modo de ahorro de energía que limita las prestaciones para salvaguardar nuestro viaje lo más posible. En cualquier caso, no será complicado encontrar una toma de corriente y hacer una carga de emergencia.

BUENOS FRENOS Y MEJORES SUSPENSIONES

Como referimos al principio de esta Prueba Activa, la Italika Voltium esta dotada de agencia de piezas de buen nivel que no pasaron desapercibidos en nuestra revisión, sobresaliendo su capacidad de maniobra y radio de giro (gracias a una distancia de ejes corta), así como a la agilidad con la que sale airosa de cualquier circunstancia de tráfico pesado. Su radio de giro es corto y, por eso, gana en dinamismo en giros y curvas, a pesar de que la moto se siente ligeramente más pesada que otras de su tipo.

9

Las suspensiones son uno de sus puntos fuertes, equipa una horquilla telescópica invertida en la parte delantera y un monoamortiguador trasero con los que hace frente a las imperfecciones de nuestras ciudades. La calibración que viene de fábrica es acertada y, dado que los rines son de 12 pulgadas, el recorrido que presentan es más que suficiente.

3

4

Los frenos son de disco, tanto delante como detrás y proporcionan una frenada suave y segura. Italika confía en nuevos componentes para una motocicleta que está pensada para usuarios noveles, con lo que es doblemente interesante su apuesta por la seguridad.

5

En cuestión de ergonomía, la Voltium se maneja con facilidad y sin posturas complejas que te obligan a forzar tus articulaciones. El manubrio es bajo y las estriberas se encuentran en un punto medio bien ajustadas con el asiento, que está ligeramente elevado para potenciar el centro de gravedad, pues debajo se encuentra el motor y la batería.

La moto se completa con un equipo de iluminación LED bastante potente y una consola de mandos digital de tamaño generoso donde también veremos los testigos habituales y podremos dar seguimiento a la batería.

8

En suma, se trata de un modelo diferente, de buena forja y componentes de calidad con la que muchas personas interpretarán una nueva forma de movilidad.

 RECIBE GRATIS ESTA Y OTRAS NOTAS RELACIONADAS EN TU CORREO, DANDO CLICK AQUÍ ]