Nuevo récord en el Bonneville Speed Week con Continental

Inspirados por la película ‘Burt Munro: un sueño, una leyenda’, Grady Chance, Alvin Mendez y sus amigos de Lakeland Motorcycle Parts, hicieron un viaje a la Bonneville Speed Week para ver de qué se trataba la famosa carrera del lago Bonneville. Pero para su sorpresa, se dieron cuenta que los equipos no contaban con mucho presupuesto, apoyo de fabricantes o pilotos profesionales, sino equipos de base y motos armadas a mano. 

Grady comenzó la búsqueda de materiales para crear la mejor máquina y batir el récord de velocidad al año siguiente. Después de una cuidadosa investigación, y a pesar de que la mayoría de equipos llevaban una moto de 500 cc para la categoría Classic Modified, Grady optó por una Yamaha RD400 de 1977, por su sobresaliente relación entre peso-potencia y con una velocidad de hasta 173 km/h. 

Hasta el momento, el récord vigente para esta categoría era de 181 km/h, establecido en 2016, por lo que el equipo pensó que batirlo era posible. El experimentado constructor de motores creó uno que consideró capaz de propulsar a su amigo y piloto, Alvin Méndez, a velocidades récord. A partir de ahí, el equipo elaboró la disposición del asiento y el depósito. La pequeña Yamaha se completó en apenas dos semanas y con sólo una prueba rápida en carretera.

La moto levantaba la rueda delantera en 2ª y 3ª marcha y alcanzaba una velocidad de 144 km/h en 4ª. Desafortunadamente, tres días antes de la carrera, en una última prueba en la que la moto rodaba a más de 200 km/h en 5ª marcha, la moto terminó con una avería en un pistón. El equipo tuvo que trabajar durante toda la noche para arreglar el incidente y poder enviar a tiempo la moto a Bonneville.

La mayoría de las motos que han batido récord de velocidad en la Bonneville Speed Week habían sido creadas sólo para correr, olvidándose de la estética, no fue el caso de la moto de Grady y Alvin, que no se olvidaron de la decoración del carenado. El pintor Glenn Peterson se encargó de darle imagen. 

Los neumáticos fueron un componente clave para batir el récord de velocidad y, tras consultar con otros participantes, el equipo no consiguió llegar a un consenso claro sobre qué tipo de neumáticos eran los mejores. El salar de Bonneville supone una dura tarea para los neumáticos: demasiada resistencia a la rodadura y muy poca tracción puede provocar el patinaje de las ruedas a altas velocidades. 

Alvin, que tenía una gran experiencia previa con neumáticos Continental, tanto en motocicletas como en automóviles, sugirió al resto del equipo que comprobaran la serie ContiClassicAttack. Los cuales estaban disponibles en los tamaños ideales para el RD400 y su índice de velocidad, diseño de la banda de rodadura y construcción radial, lo convirtieron en la elección perfecta.  El pasado 31 de agosto de 2021, en su primer viaje a la Bonneville Speed Weeks, Grady, Chance, Alvin Méndez y todo su equipo batieron el récord de velocidad de la categoría con 206 km/h.