Realiza una búsqueda en las noticias:

Outlander 500 L MAX DPS|Para cualquier desafío

En Breve:

¿Cómo es su motor?

Este modelo puede configurarse tambien con un Rotax 450 de cuatro tiempos, monocilíndrico, con 38 HP, con refrigeración líquida, o uno 500 bicilíndrico en V de ocho válvulas, con 46 HP, con refrigeración líquida. Ambos potentes y eficientes.

¿Cómo se comportan sus suspensiones?

La respuesta es muy buena. El juego de amortiguadores garantiza al conductor moverse por terrenos abruptos con la mayor comodidad. Además, la trasera permite que las ruedas traseras giren hacia arriba y hacia abajo en línea vertical.

¿Cómo funciona el vehículo con un pasajero?

Su diseño y ergonomía permiten el transporte de un pasajero sin ningún tipo de problemas. El acompañante se coloca frente al eje trasero para mayor comodidad. El diseño del asiento (elevado, con respaldo y agarraderas) ofrece buena visibilidad y confort.


 

Cuando se trata de vehículos recreativos, tan importante es la diversión como la seguridad. En BRP saben bien que esta combinación es uno de los factores que les ha aupado a la cabeza de las empresas líderes del ramo. De su renovado catálogo de cara a 2015, hemos realizado una Prueba Activa del Outlander 500 L MAX DPS, un ATV capaz de dejar atras a los terrenos más duros porque conserva el furor de sus ‘hermanas mayores’ a un costo asequible ($149,000.00 pesos) y con una agilidad que sorprende. Además, cuenta con muchos detalles que sí portan modelos de gama más alta y muchas posibilidades de personalización.

El modelo que Revista Moto ha probado ha sido la versión más potente: el L 500 MAX DPS, que viene equipado con el reputado motor bicilíndrico Rotax de 500 c. c. en V de 8 válvulas que desparrama potencia y aceleración con un peso liviano. Con 46 HP y refrigeración líquida, nadie echará en falta potencia a los mandos de este Outlander. Además de esta versión más poderosa, Can-am ofrece un modelo con un motor Rotax 450 de cuatro tiempos, monocilíndrico, con 38 HP, con refrigeración líquida. Ambos, además de confiables, poseen un consumo muy razonable y un tanque capaz de alojar 20.5 litros de combustible: diversión por más tiempo.

Uno de los secretos del buen rendimiento de sus motores se basa en que este vehículo está dotado de una caja de aire de doble espacio, con acceso sin herramientas que se encuentra elevada y centralizada. Gracias a esta caja, se captura y retiene el aire sucio para, posteriormente, enviar al motor el aire limpio y potenciar un mejor rendimiento.

 

Manejo preciso

Acostumbrados a probar máquinas que destilan potencia, al afrontar terrenos exigentes a los mandos de un 500 c. c. podíamos pensar que esta cuatrimoto se quedaría ‘corta’ en ciertas situaciones. Pero nada más lejos de la realidad, este Outlander te atrapa inmediatamente por su agilidad y su fácil manejo y pasa por cualquier parte. Teniendo en cuenta su cilindrada y que es un vehículo ideal para dar el salto al Off-road, cumple de sobra con las expectativas, con un cometido excelente sobre el terreno siempre que tengamos en cuenta que, en vez de explosiva, su aceleración es progresiva y constante. No todos los conductores necesitan un ‘todopoderoso’ pero sí un vehículo seguro y divertido. Y este Outlander lo es, con mejoras como la transmisión variable continua. Asimismo, permite alternar entre tracción a las cuatro ruedas o a dos seleccionable con Visco-Lok con diferencial delantero.

Una de las características más atractivas de esta cuatrimoto es su carácter polivalente y la facilidad con la que se sortean los obstáculos y, cuando se requiere, este ATV saca su músculo para salir a flote y donde luce su armazón con tecnología Surrounding Spar (SST G2) y mando de contacto geométrico.

En caminos abruptos es donde más lucen sus suspensiones con TTI. BRP presume de la única suspensión trasera independiente (22 cm de recorrido) diseñada para permitir que las ruedas traseras giren hacia arriba y hacia abajo en línea vertical, sustituyendo al tradicional movimiento de mariposa. Los amortiguadores para control de movimiento, con precarga regulable, cinco modos y su amplio recorrido permiten sentir menos el rigor de los baches más pesados.

Por si fuera poco, el Outlander 500 L MAX DPS viene equipado de serie con el diferencial Visco-Lok QE que controla la velocidad de las ruedas delanteras dándoles más potencia bajo requerimiento. Además, cuenta con un control de la dirección dinámica asistida de tres modos (MIN., MED. Y MÁX) y una geometría anti hundimiento que proporciona mejor dinámica en las curvas y a la hora de frenadas fuertes. Precisamente los frenos son otro de los puntos más notables de este 4×4, que hereda de sus hermanas mayores, las 1000 c. c.

Delanteros y traseros montan discos dobles ventilados de 214 mm con pistones hidráulicos de pinza doble. Su funcionamiento en movimiento es impecable y muy adecuado para los usuarios que darán con el Outlander sus primeros pasos en el campo de las rutas y grandes aventuras y que necesitan el plus que otorgan unos frenos de categoría. Como elemento adicional, el freno por motor, que ayuda a reducir la velocidad en pendientes cuesta abajo funciona muy bien gracias a que el Outlander es un vehículo ligero (su peso es de 336 kilos en seco).

Verdadero biplaza

Aunque el diseño de este vehículo está focalizado en el conductor y en presentarle una postura cómoda, no son pocos los detalles pensados para que el transporte de un pasajero sea una opción muy viable, aprovechando una distancia entre ejes de 20 cm para situar al acompañante frente al eje trasero. Otros aspectos orientados al confort en el viaje del pasajero son el respaldo, estribos elevados, o las agarraderas que se flexionan. Igualmente notoria es la postura elevada, que da buena visibilidad del trazado. Cuando la ruta se afronta en monoplaza, el Outlander dispone del sistema LinQ permite agregar o quitar con rapidez el asiento trasero en fracción de segundos y sin necesidad de emplear herramientas.

Otros elementos de almacenaje se encuentran en la parte trasera, donde se ubica un compartimento hermético de casi 11 litros que permitirá resguardar objetos preciados de lodo, polvo y agua. Además, tiene un portaequipajes de acero delantero y trasero con una capacidad combinada de 163 kilos.

El vehículo se remata con detalles que guardan la esencia de los más potentes de la gama Can-am. Como los rines de aluminio fundido de 12 pulgadas a modo de soporte sólido o las ruedas Carlisle Trail Wolf de 25 pulgadas, un muy buen complemento para todo tipo de usos. Otro elemento importante es la capacidad de carga: el Outlander L MAX DPS tiene una placa de enganche trasera y una capacidad de remolque de casi 600 kilos.

Sin profusiones se presenta el panel de control e instrumentos que, eso sí, dispone de los elementos básicos de conducción en un espacio reducido. Posee un indicador multifuncional equipado con un centro de información digital con velocímetro, tacómetro, odómetro, medidor de distancia, posición de cambio de velocidades, medidor de horas, medidor de horas de funcionamiento del motor, luces de temperatura y motor, indicador de combustible y reloj. En cuanto al equipo de iluminación, presenta 70 W de proyectores dobles de 35 W con faro delantero y luz de freno y de una preconexión para instalar un cabestrante.

 

IMG_9410