Para después de la cuarentena, ¡una moto!

Todos esperamos con ansias el levantamiento de la cuarentena por el Covid-19 y, aunque sabemos que el regreso a nuestras actividades cotidianas será paulatino, una de las primeras será volver a conducir moto.

Por ahora debemos permanecer en casa para evitar la propagación del virus y añorar las sensaciones que nos otorga rodar por la calle o las carreteras. El coronavirus, como a todos los sectores, ha afectado al motociclismo: no hay competencias, concentraciones, rodadas ni producción, y las ventas han bajado.

Aunque en el regreso a la vida cambiarán muchas cosas, por la situación social, sanitaria y económica. La mayor parte de las actividades de ocio o deportivas permitidas serán aquellas que se realizan individualmente y una de ellas será andar en moto.

Al salir a la calle, la carretera o a un paseo off road, el motociclista cumple con el distanciamiento social sin necesidad de cambiar hábitos. Aunque conduzca en grupo, mantiene por lo menos el metro y medio de distancia requerido; lleva boca, nariz y ojos cubiertos; utiliza guantes, y está constantemente ventilado.

Sus actividades en la moto no cambian y están acorde a los lineamientos para evitar la propagación del virus, sin embargo, tendrá que adoptar medidas extra: evitar (por el momento) la vida social del motociclismo, es decir, bares o cafés, y desinfectar guantes y casco al llegar a casa.

Las motocicletas son más económicas que los autos en cuestión de consumo de combustible, seguro, mantenimiento y compra, lo que podría ayudar a hacer más llevadera la inminente crisis.

Si todavía no tienes una moto, es hora de que analices tus opciones y te animes, ya que las sensaciones de disfrute y libertad que proporcionan estas máquinas son inigualables.

Las agencias tienen ofertas muy atractivas y el mercado de motos usadas suele tener joyas escondidas a muy buenos precios.

En Revista Moto te lo decimos sin rodeos: anímate y cómprate una moto.

X