Realiza una búsqueda en las noticias:

Polaris RZR XP Turbo S: Más y mejor

Remasterizado y como nunca antes se había visto: así es el Polaris RZR XP Turbo S en su versión 2018, SXS que protagoniza este reportaje tan especial de Revista Moto. Y es que la carrera de las marcas por atraer y fidelizar clientes no sólo la protagonizan las compañías de motocicletas; la viva prueba en el sector de los vehículos de recreación la protagonizan a nivel mundial Polaris y Can-Am.

Can-Am y Polaris, que no quieren ceder terreno y, ante cada movimiento del rival, no tardan en mover fichas uno u otro. Así hemos conocido el vehículo tope de gama de la firma de Minnesota que, antes de su próximo cambio más profundo, presenta una versión más completa en el modelo 2018. Para comprobar cómo se han hecho estas modificaciones lo hemos sometido a una Prueba Activa de su desempeño y sus capacidades en todo tipo de terrenos gracias a Polaris México, que ha permitido a esta Casa Editorial ser el primer medio de comunicación en el país en manejar su nuevo SXS estrella.

El Polaris RZR XP Turbo S, desde su primera versión, presentó una serie de innovaciones que lo convirtieron en uno de los vehículos más especiales de la industria. Desde esa posición privilegiada, los ingenieros de Polaris han ido perfeccionando un modelo que ya es lo más parecido a un Trophy Truck que puedes encontrar de agencia. Prueba de ello son los buenos resultados cosechados en la Baja 500, una carrera épica que no perdona.

MEJOR DESEMPEÑO

El exterior del vehículo es ahora más agresivo y radical, con ROPS de perfil bajo, techo de aluminio y paneles Premium con paquetes de iluminación LED (delante y detrás) de serie que, incluso presenta embellecedores exteriores (también de LED) que los hacen aún más llamativo. También, en general, los acabados de todo el RZR son más lujosos, como por ejemplo sus interiores, con asiento del tipo Baja con doble color y una textura perfecta.

Así, con un chasis reforzado y ejes más grandes (con una distancia entre ejes de 72 pulgadas), el conjunto parece hacer sitio a las grandiosas llantas de 32 pulgadas que se montan en los rines de aluminio de 15 pulgadas. Esta es una de las señas de identidad de un vehículo que, además de gozar de un agarre extraordinario y una resistencia máxima debido a neumáticos ITP Coyote de 8 capas, proporciona una distancia al piso de 40.6 cm con la que se puede afrontar sin problemas enormes baches y piedras.

Esta innegable ventaja se multiplica si atendemos a otros de los puntos más fuertes del RZR: la Dynamix Active Suspension, equipamiento exclusivo de Polaris que permite ajustar el sistema al tipo de terreno y a la velocidad de manejo. Este sistema inteligente optimiza el recorrido tradicional de la llanta y se puede configurar para dar más comodidad a baja velocidad y mayor rendimiento en alta.

La suspensión Dynamix de este RZR responde a los cambios de superficie de una manera rápida para mejorar el rendimiento y puede regularse en altura. El equipo se compone de un brazo en A doble con barra estabilizadora con 62.9 cm de recorrido disponible y 48.2 cm de recorrido de neumático en la parte frontal. En la trasera trabaja un brazo remolcador con barra estabilizadora y 62.9 cm de recorrido y 53.3 cm de recorrido de neumático. Los amortiguadores son FOX Internal Bypass que cuentan con calibración mejorada y conforman una suspensión brutal (la más grande en la industria) que, además, puede ajustarse a bordo.

Sobre el terreno sentimos que el RZR se mueve como una araña, aprovechando su amplitud de ejes y maximizando la seguridad, de manera que el piloto no siente que el vehículo va a voltearse en ningún momento. Sí es cierto que acostumbrarse al funcionamiento de este sistema profesional lleva su tiempo (y requiere pericia) para entender que la respuesta del vehículo necesita un lapso durante el cual no es posible frenar o cambiar de dirección. En cambio, en situaciones donde el terreno es muy complicado, se disfruta de un agarre adicional y se acabará comprendiendo que las suspensiones son tan buenas que permiten disfrutar de sensaciones increíbles.

Con esta electrónica semiactiva dependerá del tipo de manejo, el tipo de suspensión que se active y, por ende, el tipo de respuesta que dé el vehículo. Poreso no es atrevido asemejar su comportamiento al de un Trophy Tuck en el momento en el que pasa la inercia del motor a la suspensión, porque la suspensión se baja, se comprime, con el afán de darte la mejor relación y desempeño.

Lo mejor de todo es que el control de la suspensión se hace a través de la pantalla Glove Touch de siete pulgadas, una de las joyas que esconde el Polaris y que ofrece total conectividad con teléfonos celulares y una visión del viaje que supera lo tradicional gracias al sistema de información y entretenimiento Ride Command, que incluye navegación GPS, te dice el estatus del RZR y también se pueden adaptar y controlar cámaras GoPro y, si se rueda en grupo, permite monitorear a los compañeros en el mapa digital.

Como adicional, todo el manejo de esta centralita es táctil y se puede operar con los guantes puestos. Pero ésta no es la única sorpresa que encontramos en una cabina rediseñada para dar buena visibilidad y anticipar los obstáculos. Cinturón de seguridad de cuatro puntos, un volante Sparco de fondo plano y una nueva posición de manejo más deportiva también son parte de sus cualidades.

UN MOTOR INFATIGABLE

Para analizar el rendimiento del motor debemos decir que el propulsor de este RZR no ha cambiado. Polaris sigue confiando en un ProStar Turbo H.O., de cilindro doble con doble árbol de levas en cabeza de salida alta de cuatro tiempos y turbocargado. La potencia que entrega es de 168 CV y 925 cc con una alimentación por inyección electrónica de combustible y refrigerado por líquido.

Este motor, sumamente probado es más silencioso en parado y cuando se acciona el acelerador electrónico sale a relucir la esencia de un propulsor de competición que permite regularse a través de tres modos de manejo. En nuestra Prueba Activa, que también puedes ver en nuestras redes sociales, siempre usamos el modo Sport, que permite un manejo muy agresivo con una entrada temprana del Turbo que permite pasar de los 0 a 150 kilómetros por hora en menos de nueve segundos. La aceleración es muy fuerte. Cabe mencionar que el torque es muy agradable, el motor empieza a empujar de verdad entre las 3,500 y las 4,000 revoluciones y, a pesar de este derroche de potencia, el consumo de combustible es medio-bajo.

El RZR presenta un modo de transmisión de tracción real AWD/2WD seleccionable bajo demanda de alto desempeño y tiene un embrague centrífugo que va cambiando de velocidades a través de bandas. Es un verdadero todoterreno tal y como sale de agencia, sin necesidad de equiparlo con extras, enfrenta cualquier tipo de superficie.

Este Polaris ofrece un 25% más de asistencia en la dirección asistida, con un mapeo del acelerador agresivo recalibrado que, en conjunto con la caja de embrague rediseñada permiten un mejor flujo de aire y menor temperatura de la correa.

Su comportamiento en virajes es muy interesante; es capaz de barrerse antes de entrar en curvas fuertes y el conjunto ayuda a disfrutar de estos derrapes con mucha seguridad, pues ninguna piedra alcanza a molestar o a crear sensación de inseguridad. Esto mismo provoca el equipo de frenos, compuesto por un disco hidráulico en las cuatro ruedas con cálipers delanteros con orificios triples y cálipers traseros con orificios dobles, además de un freno de estacionamiento. El accionamiento de los frenos da mucho recorrido con un tacto esponjoso que no provoca la frenada repentina; se puede jugar con ellos en situaciones complejas gracias a su progresividad.

Si quieres conocer todos los detalles de este Polaris no dejes de ver el vídeo que hemos preparado de esta Prueba Activa en nuestras redes sociales. No te lo pierdas.

FICHA TÉCNICA

MOTOR

Tipo de motor: ProStar Turbo H.O., cilindro doble con doble árbol de levas en la cabeza de salida alta de 4 tiempos y turbocargado

Alimentación: Inyección electrónica de combustible

Potencia: 925 cc / 168 HP

Refrigeración: Líquido

Encendido: Electrónico CDI

TRANSMISIÓN

Transmisión: PVT P/R/N/L/H automática

SUSPENSIONES Y FRENOS

Suspensión delantera: Brazo en “A” doble con barra estabilizadora

Suspensión trasera: Brazo remolcador con barra estabilizadora

Frenos en 4 neumáticos: Disco hidráulico

Freno de estacionamiento: Transmisión de estacionamiento

Neumáticos delantera: 32 x 10-15; ITP COYOTE (8-Ply Rated)

Neumáticos trasera: 32 x 10-15; ITP COYOTE (8-Ply Rated)

DIMENSIONES Y PESOS

Longitud/Anchura/Altura de la caja: 72.0 x 57.0 x 17.8 cm

Capacidad baúl delantero/trasero o caja: ND kg/136.1 kg

Altura libre al suelo: 40.6 cm

Longitud/Anchura/Altura: 302.2 x 182.8 x 187.3 cm

Distancia entre ejes: 228.6 cm

Peso en vacío: 779 kg

Tanque de combustible incluida reserva: 35.9 l

COLORES: Azul/negro, rojo/negro

PRECIO: Desde $489,900 pesos