Roland Sands convierte la BMW R18 en una increíble dragster

El piloto y diseñador estadounidense Roland Sands tomó la BMW R-18 y la convirtió en una máquina todavía más impresionante.

Un comunicado de BMW Motorrad presume lo que el creador de Long Beach, California, construyó sobre la base de la máquina impulsada por el masivo Boxer de 1,802 cc. El resultado es una magnífica obra llamada R18 Dragster.

“Con un motor tan visible en la parte central, inmediatamente pensé en muscle cars, así que deshice la moto a lo esencial y le di forma para que fuera muy rápida en pista”, explicó Sands.

Según BMW, este modelo muestra la facilidad con la que la R18 puede personalizarse, al contar con un cuadro trasero y un set de piezas fácilmente removibles. Además, la marca ofrece la posibilidad de elegir el acabado de la pintura.

El modelo de Sands cambió la parte trasera para convertir a la moto en una drag racer y modificó las defensas para que se adaptaran al nuevo cuadro, un proceso que tomó poco más de tres meses y medio.

Además, Sands creó una colección de piezas de aluminio especialmente creadas para la versión de producción de la R18, que incluye ruedas, carcasa para el velocímetro, puños, abrazaderas de manillar, palancas, espejos, tapas de tanque y cubiertas de silenciador, entre otras.

Entre otros detalles de la R18 Dragster destacan un doble escape de acero inoxidable con megáfono; cilindros de freno delantero y embrague de Roland Sands Design; pintura azul metálico exclusiva de Chris Wood; horquilla de la BMW R nineT; sistema de frenado de la superbike BMW S 1000 RR, y un asiento diseñado por Saddlemen.

X