ROYAL ENFIELD CONTINENTAL GT 650

AUTÉNTICA CAFÉ RACER

En esta edición de Revista Moto concluimos el repaso al catálogo de Royal Enfield con uno de los modelos más atractivos de la marca con el que, más que rememorar el motociclismo de los años 50 y 60, puedes vivirlo en primera persona

 

Mucho hemos hablado en estas mismas páginas de la tendencia retro que está experimentando un segmento importante del motociclismo, con diferentes relanzamientos de ciertos modelos emblemáticos que habían pasado a la historia y que ahora vuelven al candelero internacional. Muchas marcas se han esforzado en sacar a la luz aquellas motocicletas que se ajustan a las tendencias actuales; otras, lo tienen muy claro: sus motos de antes son las de ahora porque, sencillamente, nunca hicieron otra cosa.

Este es el caso de Royal Enfield, firma que llega a México con toda la intención de aprovechar la ola retro con sus modelos más auténticos, leyendas del motociclismo que ahora están disponibles en las tres agencias oficiales que ya han abierto sus puertas en México.

Con la Continental GT 650, la protagonista de esta Prueba Activa, concluimos el repaso al catálogo de la marca en Revista Moto con el buen sabor de boca que nos dejan las apuestas genuinas, los productos bien hechos… aquellos que perduran en el tiempo y que no pasan de moda porque rememoran valores tan inherentes al motociclismo como la libertad.

La nueva 650 de Royal Enfield recoge el espíritu británico de las motos Café Racer, adaptando un concepto que conocen a la perfección para adaptarlo a un uso diario respetando la estética y los valores de un movimiento que vuelve a estar de actualidad. Tal es así que son dos los modelos que Royal Enfield ofrece a sus clientes sobre una misma base: la Interceptor y la Continental GT 650, que comparten chasis y motor, pero también diferencias.

Una de las más importantes es el concepto de una y de otra. Si la Interceptor se inspiraba en las playas de California, la Continental es la representación misma del espíritu de los jóvenes que iban de café en café recorriendo las carreteras inglesas a lomos de la Continental GT 250, que más tarde derivaría en la Continental GT 535. El elemento principal de este concepto es su vertiente retro-deportiva, con reposapiés situados muy atrás y escapes elevados para facilitar que el piloto pueda inclinarse. Esta posición de manejo es, quizás, la mayor diferencia entre la Continental y la Interceptor.

Como hemos referido anteriormente, estos dos modelos comparten el motor: un bicilíndrico que respeta la herencia del diseño original y que cuenta con 648 cc y una potencia de 47 CV a 7,250 rpm. Además de sus características técnicas, es importante reparar en el diseño; por ejemplo, en las tapas, en los colectores levantados en paralelo, o en las propias líneas pulidas a mano. Este cuatro tiempos ha sido configurado para un uso más dócil, adaptado al día a día y para ello, cuenta con la certificación Euro 4 y un consumo que no supera los seis litros por cada 100 kilómetros. Además, su entrega es siempre constante en todo el arco de potencia: el 80% del par (en total 52 Nm) está disponible a sólo 2,500 vueltas en una entrega rápida y suave. Del motor emana el sonido potente de una moto con alma inglesa que ahora se fabrica en la India.

Entre las mejoras del motor sobresale el cigüeñal de una pieza de fundición con un encendido a 270 grados que le da un carácter especial y que, en combinación con el eje de equilibrado, logra reducir sensiblemente las vibraciones. Por otro lado, el doble cuerpo de inyección Bosch y la buena gestión del motor garantizan la eficiencia y permiten una buena recuperación para un mejor uso en ciudad y también en escapadas cortas por carretera.

Otra novedad significativa la encontramos en la transmisión: por primera vez Royal ­Enfield emplea una caja de cambios de seis velocidades, especialmente diseñada para la 650 y que trabaja en conjunto con un embrague ­antirrebote que da mejores sensaciones en la maneta y concede un plus de seguridad a la hora de reducir velocidades de manera brusca.

PARTE CICLO
El concepto deportivo de esta moto tiene un reflejo evidente en la parte ciclo, que ha de adaptarse a una ergonomía que permite un manejo más agresivo, con reposapiés retrasados que inclinan al piloto hacia delante y colocan las manos sobre unos semimanubrios pensados para recoger el peso del piloto de un modo cómodo. Las piernas no van tan exigidas, ni tan alzadas para que el viaje no sea cansado, lo que se consigue en combinación con un asiento bajo (793 mm).

Es importante reseñar el trabajo realizado por Royal Enfield en colaboración con Harris Performance en la creación de un nuevo bastidor tubular de doble cuna de acero que ofrece una mezcla superior entre un estilo auténtico y la agilidad y firmeza que requiere una máquina como la Continental GT. El bastidor ofrece dinamismo y se adapta a las geometrías de la moto (1,398 mm de distancia entre ejes, 37.5º de giro, 24º de ángulo de lanzamiento y 105 mm de avance).

En ciudad la moto se siente ligera, permitiendo buena maniobrabilidad a baja velocidad y firmeza en carretera, donde entra bien en curva, pasa mejor y sale adecuadamente, dando más muestras de aplomo que de velocidad.

Del equipo de suspensiones destaca el buen tarado, que se refleja en el uso citadino. La horquilla delantera convencional de 41 mm de diámetro y 110 mm de recorrido, sin posibilidad de ajuste; en la parte trasera trabajan dos amortiguadores gemelos con botella de gas separada que permite ajuste en precarga.

El sistema de frenos corre a cargo de ByBre que ofrece una pinza de dos pistones que actúa sobre un disco de 320 mm en el eje delantero, mientras que el trasero es de 240 mm con una pinza. El sistema mejora sus capacidades gracias al ABS Bosch de doble canal. El tacto es semiesponjoso y las vibraciones, mínimas; la potencia de frenado, más que suficiente.

La Continental GT porta unos ­neumáticos de 18 pulgadas con cámara sobre rines de aleación de 36 radios. De serie, los neumáticos son los Pirelli Phantom Sportcomp con medidas de 110/90 y 130/70, de aire clásico que complementan el chasis y las suspensiones para un manejo más preciso.

Las sensaciones que transmite esta moto son muy interesantes, entre otras cosas porque se trata de un producto muy auténtico con el sabor del motociclismo clásico. Además, nos ha llamado la atención una mecánica muy fiable y una puesta a punto final idónea con la que Royal Enfield corona un catálogo digno de conocer en sus agencias oficiales. No esperes más para conocer a ésta y a las otras integrantes del completo catálogo para el que existen diferentes promociones. ¡Pregunta por ellas!

EN BREVE
¿Qué elementos comparte esta moto con la Interceptor? Ambas montan el mismo motor y chasis; sin embargo, son motos con diferencias importantes: la más aparente, una postura de manejo más deportiva en la Continental GT 650.

¿Cómo es su parte ciclo? Muy adecuada para el tipo de uso que se le presupone a este modelo. Su bastidor lo firma Harris Performance; cuenta con suspensiones muy ad hoc para la ciudad y un equipo de frenos con ABS de doble canal.

¿Para qué tipo de usuarios se recomienda? Para aquellos que se miran en el espejo del motociclismo de antaño. Es perfecta para el día a día y también para salidas de fines de semana. Robusta, con un mantenimiento sencillo y la fiabilidad de una marca legendaria, pocos modelos fuera del catálogo de Royal Enfield pueden competir con ella.

FICHA TÉCNICA ROYAL ENFIELD CONTINENTAL GT 650
MOTOR
Tipo: Bicilíndrico en paralelo, 4 tiempos, refrigerado por aire/aceite, árbol de levas en culata
Cilindrada: 648 cc
Potencia: 47 CV @ 7,250 rpm
Par: 52 Nm @ 5,250 rpm
Inyección: Electrónica
Encendido: Digital por chispa – TCI

TRANSMISIÓN
Embrague: Anti-rebote
Transmisión: 6 velocidades
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Bastidor: Doble cuna de acero
Suspensión delantera: Horquilla de 41 mm de diámetro y 110 mm de recorrido
Suspensión trasera: Dos amortiguadores con depósito piggy back con 88 mm de recorrido
Freno delantero: Disco único de 320 mm con pinzas de dos pistones ByBre (By Brembo)
Freno trasero: Disco único de 240 mm con pinzas de dos pistones ByBre (By Brembo)
Neumático delantero: Pirelli Phantom Sportcomp 100/90-18
Neumático trasero: Pirelli Phantom Sportcomp 130/70-18
ABS: ABS de doble canal de Bosch

DIMENSIONES Y PESO
Distancia entre ejes: 1,398 mm
Altura del asiento: 793 mm
Altura libre al suelo: 174 mm
Ángulo de giro: 37.5º
Ángulo de lanzamiento: 24º
Avance: 105 mm
Capacidad del tanque de combustible: 12.5 l
Peso en orden de marcha: 199 kg

COLORES: Ice Queen, Mister Clean, Black Magic, Dr. Meyhem, Ventura Blue
PRECIO: Desde $198,990 pesos