Royal Enfield

EN ESTADO PURO
Revista Moto accede al catálogo completo de una marca legendaria que va afianzando su desembarco en México a través de modelos que resumen la historia misma del motociclismo

Detrás de una Royal Enfield siempre hay grandes historias. Las mismas que han forjado una firma que ostenta el título de ser la más antigua del mundo en realizar la producción continua de motocicletas. Por eso, en Revista Moto vamos a repasar cuatro modelos que actualmente están en venta en la red de agencias oficiales en el país (Ciudad de México, Guadalajara, Puebla, Campeche, Coahuila y Nuevo León). Los modelos que pasarán por la sección de Pruebas Activas son: Continental GT, Interceptor, Himalayan y Classic. No se pierdan las próximas ediciones de Revista Moto para conocer todos sus secretos y nuestras impresiones a fondo, después de ponerlas a prueba.

Royal Enfield cederá a esta Casa Editorial, a través de su agencia Royal Enfield Moto Heritage en Guadalajara, Jalisco, estos cuatro modelos que resumen la esencia de una marca que nació en Inglaterra en 1891, enfocada principalmente a la producción de bicicletas y que, años después (1901) dio el salto al mundo motor tras fabricar segadoras y motores estacionarios… incluso armas. La fabricación de motocicletas también se ligó a la Segunda Guerra Mundial: Royal Enfield consiguió modelos que podían ser lanzados en paracaídas con las tropas aerotransportadas, los Flyin Flea.
A través de una trayectoria marcada por la fabricación de la motocicleta más antigua en producción continua, la Bullet, y por numerosas innovaciones en el mundo motor, esta empresa también fue pionera en trasladar su producción al continente asiático, concretamente a la India, desde donde hoy continúa su producción como una división de Eicher Motors Limited (EICHERMOT).
Las diferentes etapas de la ­empresa siem­pre han tenido un denominador común: la fabricación de piezas únicas, de bella factu­ra, confiables y hechas a mano para ­perpetuar una visión del motociclismo única que trasciende de las tendencias actuales del ­merca­do por lo retro. Royal Enfield no necesita dar un giro retro en su producción ni forzar los aires clásicos sino que concibió aquello que hoy entendemos como el motociclismo ­clásico.
Sin fronteras en un mercado global
La expansión de Royal Enfield en el mercado de América Latina va ganando fuerza día a día y se corrobora con la apertura de nuevas agencias oficiales en diferentes puntos del continente. México no es -ni mucho menos- la excepción de una marca que sabe de su poder en el mercado de las cilindradas medias, con modelos que dejan muy atrás la motocicleta vista como un simple medio de transporte y apuesta por ofrecer experiencias únicas, piezas de colección que hacen las delicias de usuarios y de customizadores.
Precisamente en esta tendencia de personalizar al extremo cada unidad, Royal Enfield ha encontrado un magnífico nicho de mercado con máquinas que, desde su fabricación, presentan un aspecto difícilmente imitable.

Otro de los puntos fuertes de la firma es la simplicidad en su mecánica y la durabilidad de unos productos que cada vez más se están viendo en Asia y Latinoamérica, donde crece el interés por las motos de tamaño medio, un segmento del mercado que mueve en todo el mundo un millón de motos al año y donde Royal Enfield ha puesto el punto de mira.
En un mercado tan competitivo como el actual, el precio es un aspecto clave. En este sentido, los modelos de Royal Enfield se mueven entre los $113,000 y los $175,000 pesos, cantidades que no parecen excesivas a tenor de la calidad que atesoran sus modelos.
Otro de los grandes retos de la compañía a nivel global es seguir ajustando la evolución de sus propulsores a las nuevas normativas ambientales cada vez más severas, si bien esto no ha representado problemas para una compañía que exporta sus productos a más de 50 países.
Las Royal Enfield no han sido ni serán una tendencia caprichosa. No olvidemos que esta marca desprende historia y que, aquellos que han tenido el placer de montar uno de sus modelos icónicos saben que se han dejado atrapar por un estilo de vida, por la pasión por lo auténtico.

X