Ruta Yamaha Motormex: Entre cerros, polvo, calor y huizaches

Click para ver imagen completa

La mañana del domingo el distribuidor autorizado Yamaha Motormex con el invaluable apoyo del Motoclub Todo Terreno Guadalajara, nos llevaron a recorrer parte de la región centro de Jalisco, en una ruta de más de 80 kilómetros que comprendió entre los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Villa Corona y Acatlán de Juárez.

Esta ruta contó con la participación de más de 18 vehículos y 20 motoristas quienes junto con sus acompañantes, llegaron en punto de las 8:30 de la mañana a la gasolinera conocida como Las Cuatas, en la carretera Guadalajara-Morelia, para de ahí arribar al lugar donde las camionetas y remolques serían resguardados.

Pasados los minutos y tras el registro de cada uno de los participantes con los representantes de la agencia Yamaha Motormex, quienes, por cierto, obsequiaron una playera conmemorativa de la ruta a todos los inscritos, proseguimos a colocarnos nuestros equipos de seguridad, preparar nuestros UTV’s y cuatrimotos con el fin de emprender camino a la aventura Off Road de más de 80 kilómetros que ya nos esperaba.

Nuestro primer objetivo, el municipio de Villa Corona, Jalisco, al que llegamos después de recorrer las calles de los poblados de Santa Cruz de las Flores, la carretera a San Isidro Mazatepec, la localidad de la Cofradía y Bellavista. Y como en toda aventura, nunca puede faltar el toque especial que, en esta ocasión se puso inmediatamente de arrancar con nuestro recorrido, extraviándonos por unos minutos de la ruta original. Por lo que entre rocas, huizaches y mucho polvo (no planeado en el marcaje) varios de los guías de ruta tuvieron que bajar y subir por diferentes zonas para retomar el camino planeado.13308372_10156958166665503_6521536932818720895_o

En Villa Corona, y después de esos minutos de ‘no, no es para acá… ¿o sí?’ arribamos con mucha hambre al municipio conocido antiguamente como ‘Tizapanito’ y con ganas de disfrutar de un buen desayuno compuesto por unos ricos tacos de carnitas.

Casi una hora de descanso bastó para recargar baterías, y seguir nuestro camino hacia la Presa de Valencia, ubicada en el municipio de Acatlán de Juárez. En el inter circulamos por brechas de mucha tierra suelta que al pasar de los vehículos todoterreno se generaban tolvaneras que nublaban la vista de todo motorista. Por lo que una que otra parada ‘en seco’ tuvimos que hacer más de uno para evitar cualquier tipo de accidente.

Otro poblado por el cual circulamos fue Estipac, un poblado conocido por su ganadería y agricultura. Y justamente, en uno de los cerros más altos de la localidad al cual tuvimos que ascender rodeados por magueyes se eligió para tomar la infaltable foto del recuerdo.

13268600_10156958156605503_4218235148232278861_o13346171_10156958154425503_2031117280326820981_o

Y tras ello, el descenso fue aún mejor, pues como si fuera una imagen de postal, los vehículos uno tras otros y a baja velocidad fueron bajando y siguiendo su camino hasta la Presa de Valencia, donde disfrutamos de diferentes platillos conformados por camarones, pescados y todo tipo de mariscos, cerrando así este divertido paseo al que sin duda no faltaremos el próximo año.

13308225_10156958154185503_5226629235950120984_o