Se acabó: Yamaha termina su relación con Maverick Viñales

La relación entre Yamaha y Maverick Viñales llegó a su fin este viernes.

El equipo de fábrica de la marca japonesa en MotoGP puso fin al contrato del piloto español, que vencía en 2022, debido a los acontecimientos de la últimas semanas, en las que los ingenieros descubrieron que Viñales habría intentado dañar la moto durante el GP de Estiria y que, tras suspenderlo, fue anunciado como piloto de Aprilia para la próxima temporada.

“La decisión de esta separación temprana libera al piloto para escoger su camino y permitirá al equipo focalizar sus esfuerzos en las carreras que restan con un piloto sustituto que todavía debe ser determinado”, sentenció Lin Jarvis, mánager del Yamaha Motor Racing.

Viñales agradeció el trato de Yamaha durante su estancia en el equipo.

“Estoy profundamente agradecido a Yamaha por esta gran oportunidad. También agradezco el apoyo que me han brindado en estos cuatro años y medio y miro con orgullo los resultados que hemos logrado juntos. Siempre tendré un gran respeto por Yamaha y les deseo lo mejor”, dijo.

El jueves, Viñales ofreció disculpas por lo sucedido en Austria, donde su manejo puso en peligro la integridad de la YZR-M1 con lo que el equipo describió como un “inexplicable uso irregular de la moto”.

“Fue una frustración, una explosión dentro de mí que no supe canalizar del modo correcto. Quiero pedir disculpas a Yamaha, porque al final actué de una forma equivocada en las últimas vueltas y quiero pedir perdón a toda Yamaha”, expresó el español.

El equipo japonés no ha anunciado qué piloto sustituirá a Viñales, pero todo apunta a que Cal Crutchlow será quien lleve la moto en el GP de Gran Bretaña, en Silverstone.