Realiza una búsqueda en las noticias:

Se rumora que BMW Motorrad trabaja en la creación de un motor turbocargado eléctrico

La marca alemana BMW Motorrad explora la idea de la inducción forzada en sus motores (turbocompresores y sobrealimentadores) para motocicletas. Mostrando la idea de su patentes en un motor de la S1000RR, un concepto que podría trasladarse a todas las máquinas de la firma en un futuro.

Las marcas japonesas como Kawasaki ya tiene tres modelos H2 sobrealimentados en el mercado, le sigue los pasos Honda y Suzuki, que han estado realizando proyectos con la idea de turbocompresores en algunas concesionarios del mismo país.En la actualidad podemos ver cómo la industria automotriz, enfocada en motocicletas, está trabajando arduamente con la inducción forzada en vehículos de dos ruedas, con el fin de combatir los estrictos requisitos de emisiones.

No obstante, la marca alemana ha presentado patentes sobre un diseño de un motor sobrealimentado eléctrico, con dibujos donde se muestra la S1000RR como base de este prototipo. Podría ser la primera motocicleta de producción que llegaría a utilizar un motor eléctrico sobrealimentado.

Esto de usar un motor eléctrico con la inducción forzada para poder impulsar un motor, no es algo nuevo. Todo esto comenzó en los automóviles de la Fórmula 1 desde hace un tiempo. En esta competencia la tecnología se utilizó para reducir el retraso del turbo, por lo que habría más impulso disponible para el motor a menos rpm.

La idea es sencilla, pero el problema podría llegar en la aplicación, resultando ser muy compleja. Familiaricemos un poco más este proyecto de la sobrealimentación, conociendo el funcionamiento de esta tecnología. Todo comienza con un motor que hará girar el sobrealimentador – turbocompresor para crear un impulso en el mismo. La inducción forzada es estimulada por los gases del escape para la turboalimentación, o por el mecanismo existente del motor para la sobrealimentación.

Todavía no llega una confirmación oficial de BMW donde podamos constatar que veremos una máquina de producción sobrealimentada en el futuro. Solo sabemos que la fábrica alemana ha estado explorando una gama de tecnologías alternativas, incluidas las híbridas y las eléctricas.

Lo que sí sabemos, es que en el presente las marcas compiten por mejorar para poder lograr un mejor futuro en sus nuevos proyectos.

Recuerda ¡El futuro depende de lo que se haga hoy!