Se vive la edición número 19 de la Concentración Motociclista Jornadas Villistas

Revista Moto acudió a las fiestas tradicionales en Hidalgo del Parral, región sur del estado de Chihuahua. Fiestas que conmemoran la vida y muerte de José Doroteo Arango Arámbula, mejor conocido como Francisco ‘Pancho’ Villa, el legendario jefe de la división del norte.

Y en el marco de este evento, se vivió la edición número 19 de la concentración motociclista Jornadas Villistas. Evento biker que se desarrolló durante tres días, reuniendo a clubes de diferentes partes de la República Mexicana. Actividad que comenzó el jueves 13 de julio, con un colorido desfile que llenó las principales calles de la ciudad con miles de motociclistas. Y donde el Alcalde, Alfredo Lozoya Santillán, disfrutó del recorrido en su moto, acompañado de su familia, tras encabezar el contingente.

Después del recorrido todos se reunieron en la Plaza de la Identidad, para inaugurar  el evento motorizado, en punto de las 20:00 horas, donde se disfrutó de música en vivo, oficializando las actividades organizadas por un comité de motociclistas conformado por integrantes de los Motoclubres: Los Vagos, Buitres del Desierto, Legionarios de acero, Dragones, Choppers de Parral, Tribu Mexicana, Rebeldes, La Manada, Dorados de Villa, Mexican Riders, Cuervos Nocturnos, Division Bikers y los Compadres, por mencionar a algunos.Para el viernes disfrutamos del homenaje a los caídos, así como la bendición de cascos, en la explanada de la mina La Prieta, mientras que en la Plaza de la Identidad se presentaron grupos musicales locales para amenizar la fiesta con su buena música.

El sábado, considerado como el día más grande de esta fiesta biker, fue el más esperado en las Jornadas Villistas en donde hubo desde la entrega del reconocimiento a Sidney de Alba, una chica biker de Torreón, hasta el show de United Stunt, quien sorprendió a los asistentes con sus diferentes tipos de acrobacias.

Y para cuando la noche, llegó el momento de muchas más sorpresas, como el caso de la rifa de la motocicleta Harley-Davidson Forty-Eight 2019 que quedó en manos de Joe Villegas, orinario de Chihuahua.

Además de que también se ofreció el magno concierto del grupo de rock mexicano Molotov, banda que reunió más de 10 mil personas que corearon y bailaron cada una de sus canciones, cerrando con broche de oro la 19ª edicición de la magna concentración motociclista Jornadas Villistas 2019. Por otro lado, en Revista Moto también tenemos que comentar que, como a todos ustedes, nos gusta compartir con ustede las mejores experiencias de cada uno de los eventos a los cuales acudimos, platicarles las experiencias vividas y disfrutadas con el fin de que, quien no ha tenido la oportunidad de ser parte de este tipo de encuentros, posteriormente lo haga y que, como nosotros, también lo guarde en sus memorias.Sin embargo, también es triste saber cuando la experiencia toma un giro diferente, como es el caso de la violencia. Tema que en Revista Moto no podemos pasar por desapercibido, debido a que esto rompe con el ejemplo que muchos otros motociclistas queremos demostrar a la sociedad sobre nuestro estilo de vida que gira entorno a la hermandad y el sano ambiente familiar. Y lo referimos debido a los acontecimientos ocurridos en el marco de esta concentración biker, en la que lamentablemente la violencia se hizo presente en un hecho que, se dice, hubo perdidas humanas y lesionados tras una riña, supuestamente en la que se vieron involucrados integrantes de los clubes “Los Vagos” y “Los Renegados”.

Acción que, sin duda, deja un mal sabor de boca para nuestra comunidad biker y para todos aquellos que, como nosotros, asistimos y viajamos miles de kilómetros para vivir un evento divertido junto con más apasionados por el mundo de las dos ruedas. No se diga para los organizadores que, con mucho esfuerzo y meses de arduo trabajo, dan todo de sí para que el evento cumpla con la expectativa de sus visitantes y, lamentablemente por hechos como estos, sus esfuerzos e inversiones (económicas y de tiempo) pasan a un segundo plano.

Somos muchos los que luchamos día con día por “limpiar” la imagen del motociclista, demostrándole a la sociedad que los buenos somos más y que éste sí es un estilo de vida lleno de hermandad, sin embargo, estos actos hacen que toda esa lucha se haga a un lado porque como ya lo dicta el dicho: “por unos, perdamos todos”.

X