¿Sin batería? Puedes encender tu moto a empujones

Si tu moto se quedó sin batería y no tienes ayuda a la mano, no todo está perdido: puedes ponerla en marcha a empujones.

El encendido de patada sería la opción más obvia, pero en el mercado actual hay muchos modelos que no los tienen, así que partamos de la idea de que no contamos con uno.

Para conseguir el truco, necesitamos unos cuantos metros de terreno por delante y fuerza suficiente para correrlos y mover la moto.

Para esto es indispensable contar con una motocicleta con embrague y caja de cambios manuales: motos automáticas, semiautomáticas y secuenciales sin opción manual están descartadas.

También hagamos de cuenta que estamos solos, sin alguien que nos ayude.

Cuanto menor sea el número de cilindros o mayor el cubicaje de los mismos, la tarea se volverá un tanto más difícil, pero no imposible. El problema radicará en la resistencia que ejercerá la compresión del motor en la rueda trasera.

El procedimiento consta de sencillos pasos:

  1. Asegúrate de que haya espacio delante de tu moto porque vas correr con ella. Si está de bajada, mucho mejor.
  2. Conecta la llave y el cortacorriente. Si no lo haces, por más que te esfuerces y generes la inercia adecuada, la moto no encenderá.
  3. Coloca la transmisión en segunda velocidad. Si pones primera, bloquearás la rueda trasera.
  4. Toma tu moto del manillar, mantén el embrague presionado, empuja con fuerza y corre unos 10 pasos.
  5. Suelta el embrague y escucha el ruido (glorioso) del motor.
  6. ¡No te olvides de frenar!

Si ya estás en marcha, felicidades. De lo contrario, dale un segundo intento.

Si tu moto se quedó sin pila por un descuido, con la marcha se recargará, pero si se trata de un problema de otro origen y la falta de energía eléctrica es una consecuencia, tienes que llevarla al taller.

Recuerda que estas soluciones sólo deben tomarse en casos de emergencia, ya que sometemos al motor a condiciones inusuales y agresivas.

Te recomendamos que la primera parada que hagas sea con el mecánico.

X