Suzuki actualiza su GSX-R1000

Desde el año pasado, Suzuki trabaja en una renovada GSX-R1000.

Según indican unas nuevas patentes, la fábrica japonesa llevará a producción un sistema hidráulico de distribución variable más versátil para la superbike, con la idea de no quedarse atrás en el mercado y mantener las prestaciones con los límites en los niveles contaminación.

La GSX-R1000 fue la primera moto de 1000 cc con VVT, en 2017, pero la variación en el tiempo de apertura y cierre de las válvulas dependía exclusivamente de las revoluciones del motor. Otros modelos, como la BMW S1000RR, utilizan un sistema hidráulico operado por computadora, lo que permite que los cambios se hagan no sólo con las revoluciones, sino también con la apertura del acelerador.

Suzuki implementó el sistema mecánico en su moto de producción porque lo utilizaba en MotoGP, que prohíbe específicamente sistemas VVT electrónicos o hidráulicos, pero en las motos de calle o incluso en World SBK no existen esas restricciones.

Para no quedarse atrás frente a otras marcas, Suzuki optó por desarrollar un sistema de distribución variable más complejo y versátil.

La actual GSX-R1000 tiene certificado Euro 4 de emisión de gases contaminantes y a partir de enero de 2021 las motos nuevas deben contar con el Euro 5.

X