Realiza una búsqueda en las noticias:

Suzuki DR650: Sólida plataforma

Es difícil que un modelo siga manteniendo su esencia, sus líneas y hasta su mecánica durante años. En el caso de la Suzuki DR650 más que una falta de actualizaciones podría considerarse como una apuesta por dejar prácticamente inalterable un modelo que va de generación en generación conservando su línea ‘endurera’ y una fiabilidad de la que pocas motos en el mercado actual pueden presumir sin echar mano de los últimos avances en electrónica.

Más que no portar lo último en tecnología, lo justo sería decir que la DR650 no equipa ningún tipo de avance, pues la marca japonesa sabe que esta moto tiene un tipo de público muy específico que prefiere una moto al más puro estilo de la vieja escuela de las motocicletas con las que se podía hacer cualquier cosa, que exigían poco mantenimiento y que daban muy buenos resultados.

En Revista Moto hemos probado, año tras año, cada actualizado modelo que salía a la luz y apreciamos que Suzuki conserve en su catálogo una máquina práctica y polivalente, con un precio contenido y mucha versatilidad. Dicho todo esto, sí apostaríamos por introducir cuestiones clave como la inyección de combustible o los frenos ABS en futuras actualizaciones. ¿Será posible esto sin que la moto suba considerablemente su precio?

POCOS CAMBIOS
Desde nuestra anterior Prueba Activa de esta DR pocas cosas han cambiado más allá de su imagen, por ejemplo el color y la incorporación de nuevos esquemas gráficos. El modelo de este reportaje presenta un color blanco que combina muy bien para las líneas de esta moto y la hace más llamativa y acorde con un uso más polivalente, por ejemplo, en ciudad. Otro elemento característico es su largo escape color cobrizo, que le otorga más presencia.

Pero no conviene llamarse a engaños (ni ser injustos con esta moto): la DR650 no es para ciudad. Desde luego que es perfectamente viable moverse entre el tráfico urbano con ella, pero no está indicada para eso: su mejor ventaja en estos rumbos es la buena capacidad para absorber baches e imperfecciones del asfalto.

Donde esta Suzuki saca lo mejor de sí es en un uso Off Road al tener un inalterable carácter de ‘endurera’ a prueba de todo tipo de caminos y terracería. En este sentido, el monocilíndrico de 4 tiempos, 644 cc y 4 válvulas carburado no se queda corto para este tipo de condiciones. Sí hay que tener en cuenta que su tanque de combustible no permite más que 13 litros de capacidad y que el consumo de este tipo de propulsores no es tan contenido como el que equipan motos de nueva manufactura. En nuestra Prueba Activa superamos los 185 kilómetros (en condiciones de exigencia) con un solo tanque.

Pero si por algo se caracteriza esta DR es por la excelente relación peso-potencia, al pesar 166 kilos con todos los líquidos y desarrollar una potencia de 43 CV a 6,400 revoluciones por minuto (y un torque de 54 Nm a 4,600 rpm). El funcionamiento del motor garantiza una aceración agradable (no explosiva), con buen torque en la parte alta del arco de revoluciones y una buena recuperación, incluso con dos personas a bordo.

La transmisión es de cinco velocidades (una sexta también sería un acierto), con un embrague húmedo de discos múltiples y una transmisión final por cadena que permite una primera velocidad corta, ideal para afrontar los obstáculos en terracería. El funcionamiento del embrague es (fuera del asfalto) adecuado para tener tracción sobre las llantas.

BUEN COMPORTAMIENTO EN TERRACERÍA
Las llantas de 21 pulgadas adelante y 17 atrás con rines de rayos se comportan muy bien en terracería y la suspensión es más adecuada al uso todoterreno que al asfalto. La horquilla telescópica convencional delantera funciona con resorte y aceite y se encuentra protegida con la tradicional funda de este modelo; la trasera equipa un monoamortiguador hidráulico con resorte regulable en carga, precarga y rebote.

De agencia la moto se maneja de un modo deportivo en terracería (en ciudad esta adecuación no resulta tan cómoda), con un ajuste que se hace progresivamente más duro en la última fase de la carrera útil y le da una ventaja en caminos sobre sus rivales, que se mueven de un modo más lento. Nos gustó el monoamortiguador trasero, que facilita un manejo dinámico y veloz al no conceder tanto rebote en caminos. La distancia al piso es de 265 mm, adecuada para terracería.

Los frenos son de disco y, como hemos referido, se echa de menos la tecnología ABS en un sistema que, sin embargo, funciona correctamente. Las pinzas muerden fuertemente para detener la potencia de la 650 con seguridad y más precisión de la que presuponíamos; el freno trasero se siente duro. El comportamiento en caminos es el esperado: con un motor potente y un peso bajo que permiten el manejo alegre; en curvas esta Suzuki es segura, pero no permite grandes inflexiones y es mejor llevarla a un paso lento, pero seguro.

De su ergonomía, lo que más nos gustó es la manera en la que encajan las piernas en el tanque de combustible y, en general, la postura que permite pasar horas por los caminos, donde se agradece un asiento con agarre que, sin embargo, en ciudad se siente demasiado duro.

En nuestro trayecto por carreteras abiertas sentimos lo que seguramente experimentan pilotos más veteranos: la moto se maneja como las de antes, con un sentimiento muy especial entre el piloto y el asfalto y una velocidad de crucero de 120 kilómetros por hora con la que se puede dar vuelta al mundo si se conoce y respetan las características de una moto tan noble como austera en la que no existe ni un solo detalle de más. Buena prueba de esto es un tablero escaso en tamaño y componentes (donde sólo encontramos un velocímetro y testigos de neutral, luces altas y direccionales). Rodar como antes, sin lugar a dudas.

EN BREVE SUZUKI DR650
¿Qué cambios presenta la nueva versión de esta moto?
Los cambios se limitan a las combinaciones de colores y a un nuevo esquema de gráficos con el que la moto presenta una imagen más moderna. En esencia, los demás componentes no cambian.

¿Qué esperaríamos de futuras actualizaciones? La inyección de combustible y unos frenos que equipen sistema ABS para aumentar la seguridad del piloto y sus prestaciones

¿Para qué tipo de usuarios está indicada? Para principiantes o como segunda moto para pilotos que quieren disfrutar de un manejo a la antigua usanza: sin ningún tipo de ayuda electrónica. Posee características apropiadas para un uso en terracería y la potencia necesaria para hacer salidas a carretera o, incluso moverse por la ciudad de manera esporádica.

FICHA TÉCNICA SUZUKI DR650
MOTOR
Motor: Monocilíndrico, 4 válvulas, 4 tiempos, refrigerado por sistema SACS, OHC
Cilindrada: 644 cc
Potencia: 43 CV a 6,400 rpm
Torque: 54 Nm a 4,600 rpm
Diámetro x Carrera: 100 mm x 82 mm
Relación de compresión: 9.5:1
Sistema de combustible: Carburador Mikuni BST40 (diafragma)
Sistema de arranque: Eléctrico
Sistema de lubricación: Bomba húmeda
Encendido: Electrónico (CDI)

TRANSMISIÓN
Embrague: Húmedo de discos múltiples
Transmisión: 5 velocidades
Transmisión final: Cadena

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Suspensión delantera: Horquilla telescópica con resorte y aceite
Suspensión trasera: Monoamortiguador hidráulico con resorte
Freno delantero: Disco sencillo
Freno trasero: Disco sencillo
Llanta delantera: 90/90-21 tubular
Llanta trasera: 120/90-17
Rines: De rayos

DIMENSIONES Y PESO
Largo: 2,255 mm
Ancho: 865 mm
Alto: 1,195 mm
Distancia entre ejes: 1,490 mm
Distancia al piso: 265 mm
Altura del asiento: 885 mm
Peso seco: 147 kg
Peso neto: 166 kg
Tanque de gasolina, incluida reserva: 13 litros
Reserva: 3 litros

COLORES: Blanco (2018), Rojo/Negro (2019)
PRECIO: $131,590.00 pesos (2019)