Realiza una búsqueda en las noticias:

Suzuki GSX-S 750 ABS 2016: Espíritu joven

Click para ver imagen completa

En breve:
 ¿Qué es lo más destacado de esta moto? Un conjunto muy logrado que parte de un concepto ‘naked’ con alma deportiva. Una moto muy funcional, potente y divertida que hará que su piloto disfruta de las sensaciones de volar en el asfalto

¿Cómo se comporta en las curvas? Fenomenal. La relación peso potencia y ergonomía de la GSX-S 750 le otorga el aplomo necesario para hacer de las curvas cerradas una experiencia única.

¿Cómo es su motor? El tetracilíndrico es uno de los motores más probados de Suzuki, casi indestructible, que entrega una potencia espectacular a partir de las 5,500 revoluciones, alcanzando su cota máxima a partir de las 9,500.

 

La firma de Hamamatsu sigue apostando por un segmento que gusta a su público y en el que, evidentemente, Suzuki sigue confiando: los 750 cc. Con la llegada al mercado de la GSX-S 750 en su versión 2016 parece claro que la idea de ofrecer al público una naked superior permanece inalterable en sus planteamientos. El nicho de los 750 cc sigue muy vivo en Suzuki.

En Revista Moto comenzamos el año con una Prueba Activa de un modelo al que basta dar un vistazo para darse cuenta de que destila poderío por cada uno de sus ángulos, que dibujan una naked deportiva que viene equipada con la electrónica adecuada para convertirse en una moto muy acertada, casi lógica y sin más estridencias que unas líneas muy marcadas y radicales. No es exagerado decir que es una deportiva sin carenado, pero mucho más sencilla de manejar que sus ‘hermanas’ de la categoría de las superbikes.

Esta moto se deriva de la serie GSX-R, la más deportiva de Suzuki, esta GSX-S 750 es todo carácter y, eso se aprecia en sus formas voluminosas que la hacen ver como una moto de verdadera potencia, con esa radicalidad que tanto gusta a los amantes del sector y que también se traduce en la combinación de colores (blanco y negro con pequeñas incrustaciones en gris plata o viceversa).

EV9A6947

Una de las notas más características de esta Suzuki es un corazón más que probado y casi indestructible: un 4 cilindros en línea de 750 cc que se presenta a la vista de un modo acertado y que comienza a dar lo mejor de sí a partir de las 5,500 a las 6,000 revoluciones por minuto y encuentra su punto álgido alrededor de las 9,500 a las 10,200. El motor comienza a generar torque a partir de las 4,500 vueltas, proporcionando una aceleración progresiva que nunca defrauda cuando se trata de pedir más. El sonido que emana es grave; justo lo que esperamos de una moto de este tipo.

El tetracilíndrico es una pieza maestra de Suzuki, muy probado, eficaz y con una durabilidad eficiente que cuenta con una transmisión de seis velocidades. Desde la primera, los cambios son largos y cómodas para sacar el máximo provecho al propulsor. El embrague no cansa nada en trayectos largos, es progresivo y permite ir engranando velocidades de manera suave; como también es suave el acelerador, que va develando su poderío con la calma de una moto que se siente aplomada gracias a una excelente relación peso-potencia. El piloto puede ir acelerando suavemente hasta dar con la franja del poder que, desde luego, es mucho.

MOTO UNITARIA

Cuando apenas llevamos unos pocos kilómetros recorridos apreciamos que su manejo es sencillo (si bien no es una moto de entrada), que se muestra unitaria y de una sola pieza dando muestras de solidez a cada paso. Su chasis es completamente deportivo y permite una mezcla de confort, balance y estabilidad, con un excelente manejo y especiales aptitudes para el paso por curva. De hecho, cuanto más cerrada sea, mejor, pues es donde se aprecia una buena ergonomía que permite una posición de ataque y el trabajo de un manubrio ancho y elevado. El tanque de combustible tiene un bonito diseño agresivo que se estrecha hasta casi formar una punta en su parte final. El chasis doble viga muestra rigidez y ancla muy bien a la posición de las piernas.

A la hora de curvear, la Suzuki es muy técnica. Entra muy fácil pero a la hora de acelerar y salir del viraje requiere precisión pues es corta de ejes. Dicho de otro modo, nada que un piloto con suficiente experiencia no vaya a apreciar y a sacar partido. Si al piloto le gustan las curvas, a esta GSX-S 750 le gustan aún más. Y cuanto más cerradas, mejor. Asimismo, el comportamiento en ciudad es excelente. Pasa por cualquier lugar estrecho y sortea con mucha facilidad coches y obstáculos y presenta un asiento bajo que no es ancho y no molesta en absoluto a la hora de rodadas más largas.

El compartimiento para el pasajero no es tan cómodo y carece de asideros pero, desde luego, sí permite que podamos transportar a una persona y que no se prive de compartir las sensaciones que transmite esta naked. Es importante destacar el colín, muy recortado y en punta que está muy elevado. 

EV9A7064

Al capítulo de las suspensiones no se le pueden poner peros, pues van en consonancia con una moto ágil, manejable y rápida. La suspensión delantera es de horquilla telescópica invertida, mientras que en la parte trasera monta un monoamortiguador hidráulico con resorte ajustable en 7 posiciones de precarga que ya viene muy bien ajustado de serie. Todo funciona en pro de la agilidad de un modelo que, prácticamente con sólo mirar, la moto vira en un gran trabajo de sus geometrías.

De serie, esta Suzuki incorpora frenos ABS. Delante con doble disco ventilado de 320 mm de diámetro y doble pinza de la marca Toxic, mientras que en la parte trasera es un disco sencillo ventilado con sistema ABS. Lo más destacado de esta frenada es la seguridad que transmite y la buena acción del ABS. En nuestra Prueba Activa probamos la capacidad, tanto del freno trasero, como del delantero, para comprobar que en absoluto se trata de un sistema intrusivo. El ABS no espera al derrape para entrar, sino que lo hace inmediatamente antes, lo que le confiere un plus de seguridad. Muy destacable fue el rendimiento del equipo delantero.

Un detalle muy vistoso lo encontramos en las llantas con rines de aluminio de 3 puntos de apoyo y 17 pulgadas. La llanta delantera es de 120 mientras que la trasera es de 180.

TODO EN SU LUGAR

Sin lugar a dudas, la Suzuki GSX-S 750 es una moto que impresiona en su diseño pero que se basa en la lógica que ha hecho a los ingenieros acertar de pleno en un modelo cómodo donde todo esté en su lugar y cuando nos ponemos a sus mandos la disposición lógica de sus controles nos hace sentir como en casa y casi nos podemos saltar la sesión teórico-práctica de cabina previa al manejo.

El panel de instrumentos es mayormente digital aunque cuenta con una parte análoga. Tanto la información más básica como aquella adicional (como nivel de combustible, temperatura aceite…) se aprecian muy claramente. En los laterales de la pantalla se encuentran testigos luminosos de ABS, neutral, intermitentes, avería y corte encendido. Los reflejos del sol no suponen ningún problema añadido para el piloto.

El usuario ideal de esta GSX-S no será un piloto novato, sino un aficionado con cierta experiencia de espíritu joven que encontrará en esta Suzuki una moto moderna, hecha con gusto y pensada para disfrutar por años y miles de kilómetros.

EV9A6961

Datos técnicos 

MOTOR

  Tipo de motor – 4 tiempos, refrigeración líquida DOHC, doble árbol de levas

  Número de cilindros – 4 cilindros en línea, 4 válvulas por cilindro

  Diámetro – 72.0 mm

  Carrera – 46.0 mm

  Desplazamiento – 749 cc

  Potencia – 106 CV a 12,000 rpm

  Relación de compresión – 12.3:1

  Sistema de combustible – Inyección electrónica

  Sistema de arranque – Eléctrico

  Sistema de lubricación – Bomba húmeda

  Tipo encendido – Electrónico, transistorizado

TRANSMISIÓN

  Embrague – Húmedo de discos múltiples

  Transmisión – 6 velocidades

  Transmisión final – Cadena DID 525 Z8, 112 eslabones

CHASIS, SUSPENSIÓN Y FRENOS

  Chasis – Aleación de aluminio

  Suspensión delantera – Telescópica invertida con resorte y aceite

  Suspensión trasera – Monoamortiguador hidráulico con resorte regulable pre carga

  Frenos delanteros – Doble disco ventilado con sistema ABS

  Frenos traseros – Disco sencillo ventilado con sistema ABS

  Llanta delantera – 120/70 ZR 17

  Llanta trasera – 180/55 ZR 17

  Rin trasero – Aleación aluminio

  Rin delantero – Aleación aluminio

DIMENSIONES Y PESO

  Largo total – 2,115 mm

  Ancho total – 785 mm

  Alto total – 1,060 mm

  Distancia entre ejes – 1,450 mm

  Distancia al piso – 145 mm

  Altura del asiento – 815 mm

  Peso seco – 178 kg

  Peso neto – 213 kg

  Tanque gasolina incluida reserva – 17.5 litros

COLORES: Negro/Plata

PRECIO: $154,990 pesos