Realiza una búsqueda en las noticias:

Suzuki GSX-S150: Actitud citadina

De un modo u otro, todas las personas que viven y trabajan en las ciudades están obligados a cubrir distancias (cada vez mayores) en sus desplazamientos cotidianos. En la búsqueda de soluciones a estos recorridos cotidianos ha aparecido con fuerza la motocicleta y las marcas son muy conscientes de que el motociclismo también es hoy una tendencia.

Dado que el mercado es jugoso, las principales firmas siguen abriendo su catálogo con modelos cada vez más específicos para cada segmento de público, especialmente para los jóvenes que, además de ser clientes potenciales en el presente lo son también a futuro si logran fidelizarlos.

Y dado que la deportividad sigue de moda entre los jóvenes y entre aquellos que aún no han manejado una motocicleta, la apuesta por modelos más capaces, más seguros y con líneas muy bien logradas sigue pareciendo una jugada ganadora y Suzuki no ha dejado pasar la oportunidad de completar su línea de baja cilindrada con una naked-sport hecha especialmente para la ciudad, la GSX-S150, que este mes probamos para nuestros lectores.

Un primer vistazo nos devela que es sencillo imaginar que la pequeña Suzuki tiene en sus hermanas mayores la fuente de inspiración, y en la GSX-R150 su hermana gemela con carenado y una vocación completamente deportiva. La versión S pierde el carenado, presenta un tanque de combustible más robusto y un frontal donde domina un faro con tecnología LED que le imprime un carácter muy especial a una línea jovial y agresiva donde destaca un diseño excepcional y colores muy llamativos.

HERENCIA GSX
La herencia de las ‘hermanas mayores’ no sólo se encuentra en un equipo óptico LED (faro delantero, luces de posición y de matrícula) ni en la apariencia deportiva. Su motor DOHC, un monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por líquido tiene una tecnología derivada de la GSX-R1000R, con doble árbol de levas y cuatro válvulas. Este ADN es la esencia de esta saga de Suzuki que se nota a la hora de abrir gas en un pequeño motor de 150 cc que equipa el nuevo sistema de inyección electrónica de Suzuki que trabaja con seis sensores en tiempo real para entregar la potencia y consumo de combustible necesaria en cada momento.

En velocidad engranada el resultado es excitante a la vez que sorprende en su manejo porque esta moto puede presumir de una excelente relación peso-potencia (su peso total es de sólo 130 kilos) con un gran torque y, según Suzuki, 5 km/h más que modelos de la competencia. En Revista Moto comprobamos que la GSX-S150 alcanza los 125 kilómetros por hora. Y es que esta nueva generación de motores que emite un ruido y un consumo moderado (alrededor de 3 litros cada 100 kilómetros) tiene un arranque muy bueno y maneja perfectamente su aceleración a través de una transmisión de 6 velocidades. Otro añadido es que las vibraciones que transmite el motor no van más allá de lo normal.

Otra novedad que funciona perfectamente es el botón de encendido, que con un solo toque (sin necesidad de mantener la pulsación) despierta al propulsor. Además, la GSX-S150 presenta un sistema de bloqueo tipo obturador: para abrirlo sólo es necesario presionar la figura de la llave en una posición fija y se cierra usando la perilla, lo que hace posible el arranque, incluso con guantes o por la noche cuando el orificio de la llave es difícil de ver. Aunque el funcionamiento del arranque eléctrico no deja lugar a dudas (ni fallos en nuestra prueba), esta Suzuki también se puede arrancar con pedal.

Aunque empieza a empujar a las 5,000 revoluciones, el mejor torque comienza a las 9,000 rpm y llega hasta las 10,500. El motor, de un uso específico para calle, arranca de un modo progresivo y los nuevos sistemas como la inyección de combustible permiten al piloto dar un uso más deportivo en ciudad, aprovechando sus buenas condiciones de giro y su agilidad manifiesta para poder esquivar vehículos.

El cuadro es ligero y rígido con un chasis muy compacto que brinda una experiencia de manejo que no fatiga aún en trayectos largos porque la ergonomía está muy cuidada. El asiento es amplio y, aunque el pasajero no goza de mucho espacio, el piloto puede aprovechar este espacio para acomodarse.

En todo caso, la postura de manejo es erguida y no cansa; los reposapiés están en una posición muy adecuada para transitar durante horas sin molestias en las articulaciones y proporciona una postura no tan deportiva.

Cuando se trata de circular en ciudades con un asfalto en malas condiciones el equipo de suspensiones trabaja bien en la absorción de baches y topes y no permite que pasen al manubrio. En la parte delantera monta una horquilla telescópica convencional con resortes y aceite que da confianza a la hora de enfrentar curvas cerradas o poner en práctica maniobras de emergencia. El monoamortiguador trasero (no regulable) se comporta muy bien, incluso en circunstancias duras.

A la hora de frenar, la suspensión no se siente dura ni permite que la moto se hunda. Comandado por un moderno equipo de frenos con disco tipo pétalo que facilita una frenada precisa, quizás algo dura para un piloto experimentado, pero perfecta para los noveles.

Su comportamiento en curvas es muy adecuado, precisamente, para pilotos con poca experiencia. El manubrio ancho facilita la entrada en curva (que no es rápida, pero sí muy precisa); el paso es muy puntual, con un trazo de una sola línea. Respecto a la salida, tampoco es muy rápida, pero sí permite acabar la curva con muchas garantías. La rectificación es posible en todo momento y eso lo agradecerá quien esté aprendiendo el comportamiento de una motocicleta en curvas.

Un argumento de peso con el que Suzuki conquistará a sus clientes tiene que ver con la buena calidad de los componentes (destacan los rines) y el empleo de materiales más novedosos combinados con una tecnología muy adecuada. Muy acertado es el panel de control, totalmente digital y con muy buen tamaño para ver toda la información necesaria.

Con su vocación citadina la moto no tiene protección contra el aire (es difícil pensar que pueda necesitarse en situaciones de manejos normales para este modelo, pero sus controles son sencillos y facilitan que un piloto poco acostumbrado no sufra cuando tiene que accionar el embrague de un modo constante como exige manejar en ciudad. En Revista Moto recomendamos a los interesados a que acudan a una agencia oficial Suzuki a conocerla de primera mano mediante una prueba de manejo.

EN BREVE SUZUKI GSX- S150
¿Cuáles son sus principales novedades?
Además de una elección de componentes muy acertada, un diseño y gama de colores muy adecuada para un modelo jovial que también equipa de serie un botón de arranque que activa el propulsor con un solo toque (sin necesidad de mantenerlo pulsado).

¿Para qué tipo de público está indicada? Para jóvenes que están empezando en el motociclismo (también es válida como primera moto) y piensan en un modelo adecuado para desplazarse por la ciudad.

¿Cómo es su motor? Específicamente creado para ciudad, presenta un desempeño progresivo, con una aceleración adecuada para un manejo por la ciudad. Tiene el ADN de la saga GSX equipando tecnologías que mejoran su rendimiento y lo hacen muy vivo como la inyección que Suzuki incorpora a su nueva generación de motores.

FICHA TÉCNICA SUZUKI GSX-S150
MOTOR
Tipo motor: Monocilíndrico, DOHC, 4 válvulas, 4 tiempos, refrigerado por líquido
Diámetro x Carrera: 62 mm x 48.8 mm
Desplazamiento: 147.3 cc
Potencia: 19 CV @ 10,500 rpm
Torque: 14 Nm @ 9,000 rpm
Relación de compresión: 11.5:1
Sistema de combustible: Fuel injection
Sistema de arranque: Eléctrico de fácil arranque y pedal
Sistema de bloqueo: Tipo obturador
Encendido: Electrónico

TRANSMISIÓN
Transmisión: 6 velocidades

CHASIS, SUSPENSIONES Y FRENOS
Chasis: Marco tipo diamante
Suspensión delantera: Telescópica
Suspensión trasera: Basculantes
Frenos delanteros: Disco tipo pétalo
Freno trasero: Disco tipo pétalo
Llanta delantera: 90/80-17M/C (TL)
Llanta trasera: 130/70-17M/C (TL)

DIMENSIONES Y PESO
Largo: 2,020 mm
Ancho: 745 mm
Alto: 1,040 mm
Distancia entre ejes: 1,300 mm
Distancia al piso: 155 mm
Altura del asiento: 785 mm
Peso total: 130 kg
Tanque de combustible, incluida reserva: 11 lts.

COLORES Y PRECIO: Negro ($58,990.00 pesos) y MotoGP ($59,490.00 pesos)