Realiza una búsqueda en las noticias:

Suzuki y sus propósitos de Año Nuevo 2019 en Moto GP

El primer propósito de Suzuki es mantener la línea ascendente mostrada en 2018. Davide Brivio, jefe del equipo, dio su visión sobre lo vivido y lo que les espera en una entrevista en su web: “Podemos decir que 2018 fue mejor de lo que esperábamos”. Eso y perder las concesiones, algo que le satisfizo. “Puede sonar extraño querer perderlas, porque te dan ventajas, pero, para nosotros, es más importante ponernos al nivel de los otros fabricantes”, aclaró. Y lo lograron merced a sus nueve podios.

Sin montura nueva, sólo mejorías

El dirigente italiano informó que no fabricarán una montura nueva: “Estamos trabajando en mejorar los elementos principales como el motor y el chasis. Tuvimos que tomar una decisión sobre el motor a finales de noviembre, pero sin olvidar la nueva versión del chasis que teníamos disponible, para entender cuáles son sus ventajas y desventajas”, expuso. Tanto Rins como Mir dieron el visto bueno al nuevo propulsor.

La formación de un piloto top

Hablando de sus pilotos, el directivo tiene altas miras puestas en ambos, especialmente en Álex. “Nos situamos cuatro veces segundos, tres de ellas con él, por lo tanto, la evolución natural para él será intentar ganar y ese será nuestro objetivo, esperemos, a corto plazo”, indica.

De hecho, Brivio espera mucho de Rins. “Dimos un gran paso con él, podemos estar satisfechos de ayudarle a luchar constantemente por las posiciones de podio. Estamos trabajando en crear un piloto top y este año dimos un gran paso adelante, la parte más dura será el paso final que es luchar regularmente por la victoria”, señaló.

En cuanto a Mir, le da un voto de confianza “Podemos usar la experiencia que tuvimos con novatos como Maverick (Viñales) y Álex (Rins) para darle un gran apoyo. Creemos que tiene mucho talento. El objetivo es ayudarle a entender lo más rápido posible la MotoGP y la categoría; luego, intentar hacerle una buena moto con una configuración y una puesta a punto adecuadas. Esperemos que pueda plasmar esta ayuda en resultados. Con nosotros, él puede mantener la calma. No tiene ninguna presión. Puede disfrutar el primer año aprendiendo y creciendo. Sólo después de esto, esperamos que su talento se plasme en sólidos resultados”, aseguró. Por cierto que el expiloto no oculta su ambición. “No es necesario decir que el objetivo final, y la razón por la que estamos aquí, es intentar y ganar el Mundial”, finalizó.

Mir y Rins en Chester.