Tribu Sin Ley se adueña de Yucatán

Del miércoles 15 hasta la noche del sábado 19 de mayo, el Motoclub Tribu Sin Ley se adueñó del malecón de Puerto Progreso, en Yucatán (y diversos puntos de la región) para celebrar por todo lo alto la quinta edición de la concentración biker Tribu Sin Ley.

Fiesta biker que este año dejó ver su crecimiento territorial al contar con la participación de motociclistas que viajaron desde diversos estados de la república (Tijuana fue el punto de mayor distancia registrado este año en el evento, en lo que a la república mexicana se refier)  e, incluso hubo motociclistas procedentes de California, Guatemala y Belice que rodaron hasta la ciudad yucateca para vivir la experiencia de este encuentro que, cabe decir, también creció en actividades para sus invitados, así como en patrocinadores (20% más que en 2018).

El quinto aniversario comenzó la noche del miércoles 15 de mayo con la entrega de más de 1,500 libros a la biblioteca de Citilcum, Izamal, en pro de los niños y jóvenes que desean alimentar su conocimiento, cerrando la noche con una exhibición de Jarana Yucateca.

Tras ello, los días siguientes del quinto aniversario de Tribu Sin Ley la organización ofreció atractivos para todos los gustos y estilos de motociclistas (y no se diga para el turista y los locales). Iniciando con las rodadas, desde la que tuvo lugar hacia la reserva ecológica del Corchito o las efectuadas desde el Monumento del Motociclista, en Mérida hacia Puerto Progreso; así como las que comprendieron de Progreso hacia Telchac Puerto o Playón de Chuburna.

Y para quienes gustaban del Off Road se contó con la primera edición de la ruta el Yukalokazo, organizada por Yukalocos Off Road Mérida que contó con la participación de más de 200 pilotos y 60 km de pura diversión o la ya famosa: Ruta la Maldita hacia Playón de Chuburna, donde por supuesto no se hicieron esperar las fotografías oficiales y del recuerdo.

Tampoco faltaron los paseos por el mar de Progreso, las excursiones hacia las ruinas arqueológicas de Dzibichaltún, el Faro y el muelle de chocolate.

Sumado a ello, Tribu Sin Ley ofreció también un completo cartel musical con 14 diferentes agrupaciones que fueron desde el heavy metal hasta la salsa, la cumbia, la batucada y el rock e, incluso se contó con un doble de Alex Lora de El Tri.

Ahora bien, por el lado de los concursos se realizó el de la Moto Ruidosa, dividido en los segmentos de motocicleta deportiva y Chopper, donde los ganadores fueron: Mateo Reyes y Armando Achach Jr., respectivamente. Sin flata el sorteo de la motocicleta Bajaj 150 que quedó en manos de Manuel Febles Barrera.

Aunado a ello, también hubo concursos de vencidas, de baile y camisetas mojadas; así como el bikini wash, la exhibición de autos clásicos y enchalecamientos a nuevos integrantes de los diferentes capítulos de los Motoclubes de Tribu Sin Ley.

Importante es mencionar que en el marco de esta festividad, Tribu Sin Ley también se preocupó por la seguridad de sus visitantes motociclistas y les ofreció el primer foro de Movilidad y Seguridad, impartido por el Ing. René Flores.

Y ya que tocamos el tema de las autoridades, por supuesto, el quinto aniversario de Tribu Sin Ley contó con el apoyo de los gobiernos estatales, municipales, los cuales se hicieron presentes durante la noche de la inauguración de esta concentración biker por medio de sus diferentes representantes, quienes junto con elementos de la novena zona naval realizaron la develación de la placa conmemorativa de este encuentro y un homenaje a los hermanos caídos.

Con esto queda demostrado que el motociclismo en Yucatán está creciendo y posicionándose en la mira de los motociclistas de todos los segmentos, debido a que eventos como éste, encabezado por uno de sus líderes: Freddy Cetina Amaya, asegura que seguirá creciendo, dejando claro que: Yucatán es territorio Tribu Sin Ley.

GALERÍA FOTOGRÁFICA COMPLETA AQUÍ: