Tu misión, si decides aceptarla: dominar los wheelies

A los mandos de una BMW G 310 GS, Tom Cruise ha estado practicando wheelies.

El actor estadounidense es conocido por participar en la mayor parte de sus escenas de riesgo y se encuentra en el proceso de filmación se la séptima entrega de la saga Misión: Imposible. La producción se ha detenido debido a la pandemia de coronavirus, pero el también productor no pierde tiempo para dominar el truco.

Las imágenes fueron captadas en Dunsfold Aerodrome, en Reino Unido. En ellas, Cruise utiliza una moto bastante pequeña para una película de acción y la tiene conectada a un carrito por medio del basculante.

Este aparato sirve para equilibrarse y detenerse, y le permite al aprendiz concentrarse en jugar con la suspensión delantera, control de aceleración y el freno trasero para encontrar el punto exacto que le dé confianza al tener la moto sobre una rueda.

Por lo visto, Ethan Hunt (el personaje de Cruise) estará en secuencias de acción a los mandos de una moto, aunque llama la atención la cilindrada tan pequeña.

La BMW G 310 GS, sin embargo, representa algunas ventajas para las acrobacias, porque pesa apenas 169 kilos y puede filtrarse entre autos, edificios y callejones, además de bajar escaleras con agilidad.

En Misión: Imposible Rogue Nation, la moto elegida fue una BMW S 1000 RR, y en MI Fallout, una BMW R NineT Scrambler. La marca alemana ha puesto motos y autos para las más recientes películas de MI para el lanzamiento de nuevos modelos.

En 2002, Misión Imposible 2 presentó las motos Triumph Speed Triple y Daytona 955i.

Misión: Imposible 7 está programada para estrenarse en julio de 2021, siempre y cuando las condiciones permitan finalizar la filmación a tiempo.