¿Tu moto no enciende? Italika te dice cómo solucionarlo

Algunas veces las motos no encienden, pero en la mayoría de las ocasiones se trata de cuestiones muy sencillas que puedes arreglar en unos segundos.

Itálika, la marca mexicana de motos, te dice cómo detectar qué puede salir mal cuando quieres salir a rodar y tu moto no enciende.

Te mostramos algunas causas comunes por las que esto sucede y tendrás las bases para evitarlo en el futuro.

BOTÓN DE PASO DE CORRIENTE

El cortacorriente desconecta el sistema eléctrico de la motocicleta. Por ello es importante asegurarse de que el botón rojo ubicado cerca del acelerador se encuentre en posición de desactivado, lo que permitirá el paso de corriente eléctrica a todos los componentes.

BATERÍA

En ocasiones la carga suele bajar por falta de uso o porque su tiempo de vida está cerca del final. Revisa el cláxón y la intensidad de la iluminación en el tablero y el faro: si es menor de lo normal, la batería será el motivo por el que no enciende.

En algunos modelos puedes encenderla con el pedal de patada, pero si tu moto no cuenta con uno, necesitarás cargarla o cambiarla. Para ello, acude a tu Centro de Servicio Italika, donde te ayudarán con el diagnóstico adecuado. Encuentra el más cercano aquí.

FILTRO DE AIRE

Puede ser que el filtro de aire esté sucio u obstruido, lo que impide que circule el aire dentro del motor, por lo que no encenderá la moto. En este caso revisa el filtro para que lo liberes o, de ser necesario lo cambies, también en el Centro de Servicio Italika más cercano.

MOTO AHOGADA

Otra de las razones más comunes es tener el motor ahogado, es decir, cuando le llega más gasolina de la que necesita y la presión se ve afectada; incluso puede que la gasolina llegue a la bujía, la moje y no haga chispa para arrancar. Para arrancar sólo espera que pasen unos minutos para que la bujía seque y la moto vuelva a encender.

COMBUSTIBLE

Nunca olvides revisar el nivel de gasolina: no vaya a sorprenderte un tanque vacío. Si el nivel es correcto, es importante asegurar que el combustible sea de buena calidad y que el depósito esté libre de agua. Para comprobar si esa es la falla, saca un poco de gasolina en un recipiente pequeño y observa si presenta burbujas. Si es así, tiene agua y tendrás que cambiarlo.

LLAVE DE PASO DE COMBUSTIBLE

Algunas motocicletas cuentan con llave o válvula de paso de combustible. En estos casos, es importante cerciorarse que esté en posición de abierto, ya que esto permitirá el paso de gasolina del depósito de manera regulada para alimentar al carburador. Es importante que le eches un vistazo al manual de usuario de tu moto para conocer si tu válvula es de dos pasos (abierto y cerrado) o de tres (abierto, cerrado y reserva).

AHOGADOR

En algunos casos, cuando el motor está frio la moto no enciende. Para superar este contratiempo, se recomienda cerrar o activar el ahogador, el cual tiene la función de reducir la entrada de aire al carburador, lo que hace que la mezcla que pase sea más rica, es decir, que pase sólo gasolina. Esto permite que el motor arranque en frío. Una vez que el motor ha calentado unos minutos, recuerda abrir o desactivar el ahogador para comenzar a avanzar, así lo harás de forma óptima utilizando una mezcla de aire y gasolina correcta para obtener su potencia completa.

Si ninguno de los puntos anteriores causa que tu motocicleta no encienda, te recomendamos acudir a un Centro de Servicio Italika para su valoración.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para que nada te detenga. Juntos hacemos una comunidad motociclista más informada.

Comments are closed.