Un día de emociones con la Royal Enfield Interceptor 650

El jueves 27 de agosto, a las 6:45 horas, en la agencia Royal Enfield Extremadura, se reúne un grupo de reporteros amantes del motociclismo para probar antes que nadie la nueva motocicleta Royal Enfield Interceptor 650cc, una moto vintage con el balance de elegancia y desempeño que ofrece una motocicleta moderna, al tener motor de electrónica con potencia de 47 caballos y velocidad tope de 140 km/h.

Al iniciar el recorrido por las calles de la CDMX, tomando Viaducto y saliendo a la calzada Zaragoza, la motocicleta se comporta excelentemente bien: ofrece una aceleración fluida y rápida para rebasar o filtrar en el tráfico.

Al cruzar Chalco y pasar la caseta de peaje sientes la libertad del motociclismo, el viento frio que se cuela entre la ropa un poco de lluvia nos acompañó y, más adelante, el Sol brillante, una mañana llena de emociones tocadas a full sobre esta máquina de emociones, la Interceptor 650.

En la carretera México-Puebla, entre curvas y adrenalina, realizamos nuestra primera parada para desayunar en Río Frío un paradero muy amigable por sus locatarios y comida deliciosa. Después de la escala técnica retomamos camino rumbo a puebla, para llegar a la agencia Royal Enfield, donde nos recibieron con los brazos abiertos, nos dieron un tour por la agencia y nos apapacharon con su hospitalidad.

Ya era la hora de la comida y el equipo de Royal Enfield nos tenían preparada exquisita y grata sorpresa en Val’Quirico, un bello y acogedor lugar donde los parajes y arquitectura te trasladan en un instante a la vieja toscana de Italia. Dimos un recorrido por todo el lugar y nos contaron cómo fue fundado tan peculiar paraje.

Disfrutamos de una deliciosa comida al mejor estilo italiano, de entrada, una pizza clásica margarita; de segundo tiempo, unos deliciosos canelones en una salsa exquisita, para cerrar con broche de oro con el plato fuerte, una suculenta ensalada a la parrilla acompañado con un corte de pollo sazonado a las hierbas finas. Para este punto la glotonería era demasiada, así que nos dispusimos a volver a la Ciudad de México. Una vez la barriga llena, cargamos combustible y emprendimos el retorno.

Para este punto, la motocicleta y yo éramos uno, su conducción es muy intuitiva y sentía cómo, al acelerar, la moto se pega al asfalto, lo cual hace que tengas mucha mejor maniobrabilidad. La potencia que otorgan los 47 caballos son suficientes para salir y disfrutar un día entero tú, tu moto y la carretera. No cabe duda de que Royal Enfield llegó para quedarse y, con la oferta de estos productos bien balanceados en cuanto a desempeño y precio, desde 159 mil 900 pesos, el mercado mexicano lo agradecerá.

Comments are closed.