Se apagan los motores de la CAIN Road Race Edción Durango

La visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Durango este domingo provocó la cancelación de la CAIN Road Race Edición Durango.

En voz de Jorge Quiñones, los organizadores informaron en redes sociales que la denominada la carrera más peligrosa de México y en la que corren motocicletas en una ruta en carretera,  quedaba cancelada por instrucciones de la Secretaría de Turismo del Estado.

De acuerdo con los organizadores, la cancelación obedeció a que la carretera libre Durango-Mazatlán tenía que estar desocupada por la visita del Mandatario y que, además, no contaría con la participación de la Guardia Civil y, por ende, no tendría las condiciones de seguridad necesarias para su celebración.

A las 9:00 horas del domingo, a través de un video por Facebok, Quiñones le informó al contingente de 40 motociclistas, que ya estaban en la salida en Mimbres, que el evento de motociclismo no podría llevarse a cabo.

Quiñones pidió comprensión de los participantes y manifestó que no puede darse una fecha nueva para la realización del evento en Durango, pues la logística de una carrera de este tipo, que exige el cierre de un tramo de carretera, lleva mucho tiempo.

Los pilotos, aunque lamentaron lo sucedido, quedaron conformes con la explicación de Quiñones.

El evento se limitó al registro y a la junta de pilotos, el sábado. Tras la cancelación, los motociclistas volvieron a la ciudad de Durango, donde hubo una convivencia y la entrega de medallas conmemorativas, en agradecimiento al interés por vivir la carrera.

El regreso de Mimbres a Durango se realizó de forma individual, sin contar tiempos para competencia alguna.

Autoridades locales informaron sobre el fallecimiento de un motociclista en la carretera, sin embargo, los organizadores aclararon que no se trataba de aluno de los pilotos de la competencia. Según informes oficiales, era un aficionado que iba de Mazatlán a Durango para observar la carrera.